El delantero de León Mauro Boselli rechazó que exista una fractura entre el director técnico y los jugadores, luego que el equipo marcha en el fondo de la tabla con un punto.También consideró como una locura que quieran que se vaya Luis Fernando Tena.

“Cuando se pide la cabeza del entrenador es porque los jugadores no están haciendo las cosas bien y porque el equipo no va bien. Ninguno de nosotros quiere que al equipo le vaya mal y es una locura que queramos que se vaya el entrenador”, expresó Boselli.

Dijo que “se ha hablado mucho en torno a la situación que estamos viviendo y a la relación que tenemos algunos de nosotros con el entrenador, cosa que entre nosotros sabemos que no es así”.

“Ni individual ni colectivamente estamos en nuestro nivel, no hay que buscar otra respuesta a la situación del Club León hoy en día”, expresó.

Consideró que “hay que hablar de futbol y no de cualquier otro tipo de situaciones. Les puedo asegurar que ustedes no están enterados ni del diez por ciento de todas las cosas que pasaron en estas últimas dos semanas y eso me hace más confirmar las cosas que estoy diciendo que todos comprometidos con el club”.

El jugador añadió que “estamos conscientes de la situación que estamos atravesando, no estamos bien pero es algo netamente futbolístico”.

Confió en que este viernes La Fiera consiga un buen resultado en su vista a Tijuana, para que la confianza sea mayor y rechazó que el vestidor esté fracturado.

“Al contrario, estamos más unidos que nunca, somos conscientes que las cosas no están saliendo bien, estamos fallando tanto defensiva como ofensivamente”, reconoció.

NTX