El defensa del Barcelona, Jordi Alba, reconoció que será difícil pasar a la final, pues se enfrentarán al campeón asiático Guangzhou Evergrande, equipo al que eliminó al club mexicano América, en el Mundial de Clubes.

“Será difícil pasar a la final. Seguro que nos complican las cosas. Pero venimos a hacer las cosas como en la Liga, en la Champions y en la Copa”, afirmó el lateral blaugrana.

Indicó que levantar el título en Japón supondría, de paso, cerrar un 2015 grandioso. “Está claro que la temporada pasada fue muy buena. En esta se nos escapó la Supercopa de España. Ahora queremos ganar el Mundial”.

Alba, quien que poco a poco se va adaptando al cambio horario, expresó que es parte de la plantilla que aún no ha ganado nunca el Mundial de Clubes. Sólo siete jugadores del primer equipo ya lo tienen.

“A mí me falta y, como le ocurre a todos los que estamos aquí, quiero conseguir este título. Es importante”, resaltó tras el segundo entrenamiento en tierras asiáticas, donde este jueves jugarán la semifinal ante Guangzhou Evergrande.

NTX