El tenista belga David Goffin se convirtió en el primer invitado a las semifinales del Abierto de Miami, tras superar por 3-6, 6-2 y 6-1 al francés Gilles Simon, con lo cual extendió el gran nivel mostrado en Indian Wells hace un par de semanas.Casi dos horas de batalla después, “Goff” demostró que los torneos de categoría Masters 1000 le sientan de maravilla, pues viene de quedarse entre los cuatro mejores sobre el cemento californiano y ahora, en Florida, otra vez se instaló en la penúltima instancia, a la espera del serbio Novak Djokovic o del checo Tomas Berdych.

Así que con el aliciente de un primer trimestre de temporada que promete por fin meterlo en el Top 10 mundial, el belga vino de atrás de la mano de nueve aces y cinco quiebres canjeados en 12 ocasiones posibles.

El trámite bien pudo ser más efímero, ya que en el 1-1 de la primera manga, dispuso de tres posibilidades de rompimiento, pero desperdició todas; ya en el siguiente game, el galo no perdonó y le arrebató el saque para inclinar la balanza de su lado.

Sin embargo, el subcampeón en Copa Davis se sobrepuso a esos momentos de frustración y a poco a poco comenzó a dictar los puntos, hasta que al fin acorraló a su oponente, cuyo rendimiento con el segundo servicio terminó por los suelos.

Esta noche, el nacido en Rocourt conocerá a su próximo adversario, una opción es “Nole”, mandamás del circuito y quien lo ha derrotado en sus tres enfrentamientos previos; el otro sería “Birdman”, contra quien ostenta récord negativo de 0-2.

NTX