En un partido bastante cerrado, el tenista español David Ferrer se impuso por doble 7-5 a su compatriota Feliciano López en la final del Abierto de Malasia con lo que obtuvo su cuarto título del año.

El originario de Jávea utilizó 1:33 horas para lograr su título 25 en su carrera, lo que representa una efectividad de 50 por ciento en dicha instancia.

Durante el partido ambos tenistas ibéricos dieron muestras de su calidad, pues mientras López tuvo siete servicios as por dos de Ferrer, el segundo fue más efectivo a la hora del primer servicio con una efectividad de 72 por ciento.

En el primer set las cosas fueron muy parejas, pues mientras Ferrer rompió dos veces el servicio de su rival, este lo logró una ocasión, lo que obligó a que la definición se alargará hasta el último suspiro.

En la segunda manga el octavo clasificado del orbe tuvo algunos problemas para vencer a López, número 17 del mundo, pues este salvó siete de ocho puntos de rompimiento aunque sucumbió poco a poco.

Con este título Ferrer logró su cuarta corona en 2015, la que representó su título 25 de por vida, además de que casi amarró su pase a la Copa de Maestros que se llevará a cabo en Londres.

En sus primeras declaraciones Ferrer manifestó todavía en la cancha que “estoy muy contento porque nunca había jugado tan bien en este torneo. Mis sensaciones son muy buenas tras la lesión y estoy muy satisfecho porque he jugado mi mejor partido en la final”.

NTX/