Luego de un compromiso que duró dos horas con 14 minutos.

El tenista español David Ferrer consiguió su quinto título del año al imponerse 4-6, 6-4 y 7-5 al estadounidense Steve Johnson, en la final del Abierto Erste Bank en Viena.

Luego de un compromiso que duró dos horas con 14 minutos, el clasificado número ocho en el ranking de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) dio un paso importante para disputar el Masters de Londres, torneo en el que restan dos plazas por ser ocupadas.

La sorpresa la dio Steve Johnson en el primer set, ya que era la primera final que disputaba en su carrera y la comenzó ganando, y aunque terminó perdiendo, alcanzará el sitio 33 en la clasificación, la mejor posición de su carrera.

La segunda manga fue dominada por la agresividad de Ferrer al saque y se la apuntó tras un break en el décimo juego. Ya en el tercer set, y ante el notorio nerviosismo de su rival al estar en un escenario totalmente nuevo, el ibérico finiquitó la victoria, aunque estuvo a un paso de permitir el tie-break.

Al haber conquistado Roma, Ferrer une este título con los obtenidos en Doha, Río de Janeiro, Acapulco y Kuala Lumpur, que lo ubican, junto a al suizo Roger Federer, como el jugador con más torneos ganados esta temporada, sólo por detrás del serbio Novak Djokovic, quien sumó nueve.
NTX