La tenista danesa Caroline Wozniacki levantó por segunda vez en su carrera el título del Abierto de Tokio, luego de vencer en dos parciales por 7-5 y 6-3 a la raquetista local Naomi Osaka.En un partido inédito entre ambas jugadoras, fue Wozniacki quien salió con los brazos en alto después de una hora y 46 minutos de partido, tiempo en el cual revivió la actuación que la llevó a coronarse en el mismo evento, en su edición de 2010.

Durante el primer set, la pizarra marcó 1-1 en el sector de tiros aces, con efectividad en servicios de 63 por ciento para la danesa, quien consiguió 19 puntos en su primer saque para obtener la ventaja 7-5 al finalizar el primer episodio.

Para la segunda manga, Wozniacki se mostró completamente aclimatada en la cancha y superó a la local con mayor facilidad, al rescatar dos puntos de quiebre de tres posibles, y romper el saque de su oponente en un par de ocasiones.

Luego de este resultado, la ex número uno del mundo mantuvo su racha personal de cosechar al menos un título cada año, marca que comenzó a trabajar desde 2008.

NTX