Tras el retorno ideal de su quarterback, Tony Romo, Vaqueros de Dallas (3-7) afrontará este jueves una auténtica prueba de fuego ante el invicto Panteras de Carolina (10-0), en el marco de los festejos por el Día de Acción de Gracias.

Este choque forma parte de la décima segunda semana de acción en la campaña 2015 y marcará la reaparición de Antonio Ramiro Romo sobre el campo del AT&T Stadium, donde no jugaba desde hace casi dos meses y medio por culpa de una fractura en la clavícula.

El domingo pasado, en Miami, retomó los controles de la “Estrella solitaria” con éxito y ahora deberá demostrar ante su gente que ese triunfo contra Delfines no fue obra de la casualidad, en un bravo desafío en el cual estarán implicados varios objetivos.

En primera instancia una victoria “azul y plata”, combinada con otro par de resultados, quitaría a los texanos del fondo de la División Este en la Conferencia Nacional (NFC); sin mencionar el aliciente que significaría frenar a Carolina, único con paso inmaculado en la Liga junto al campeón Patriotas de Nueva Inglaterra.

Asimismo, los “Boys” pretenden extender su hegemonía sobre la franquicia de Charlotte, a la cual han superado en los últimos nueve compromisos de temporada regular, siendo el último de ellos en octubre de 2012, con pizarra de 19-14.

En aquel combate, Panteras ya contaba con Cam Newton como mariscal de campo y en esa oportunidad, completó 21 de sus 37 pases para una ganancia de 233 yardas, sumó otras 64 por la vía del acarreo y sufrió una intercepción, cifras que no son ni la sombra de lo que está cosechando este año.

Dallas intentará “sacarse la espinita” del “Thanksgiving Day” de 2014, en el cual fue aplastado 33-10 por Águilas de Filadelfia, con una tarde particularmente mala de Romo, quien culminó con dos envíos telegrafiados y fue capturado cuatro veces, aunque cabe decir que en ese momento estaba lesionado de la espalda.

Por donde se mire el examen será muy complicado para Vaqueros, frente al tercer conjunto de la Liga que más puntos anota por partido (29.9), cuarto en cuanto a yardas totales concedidas (322.8) y quinto en el departamento de puntos permitidos (19.1), así que a los de casa sólo les restará apelar a su tradición en esta festividad.

NOTIMEX