El mariscal de campo Tony Romo tuvo un cuarto cuarto de antología y rescató a su equipo, Vaqueros de Dallas, de una derrota que parecía casi asegurada al vencer por dramático 27-26 a Gigantes de Nueva York.

Con tres envíos de anotación, para los alas cerradas Gavin Escobar, de dos yardas en el tercer cuarto, y Jason Witten, de una y 11 en el cuarto episodio, Romo se vistió de héroe una vez más al remontar una desventaja de seis puntos con 1:34 minutos por jugarse.

Impulsado por su gente, Vaqueros pisó fuerte en la grama del AT&T Stadium, donde hilvanó una larguísima serie ofensiva, que consumió casi nueve minutos del primer cuarto y de la cual, no obstante, sólo salieron con un gol de campo de 22 yardas, cortesía de Dan Bailey.

Gigantes, por su parte, respondió con una serie bastante más rápida, pero mucho más accidentada, en la que soltaron el balón y éste fue recuperado por el rival, sin embargo, tras retar la jugada revirtieron la decisión y al final el pateador Josh Brown igualó los cartones con patada de 50 yd.

Dallas trató de despegarse en el siguiente capítulo con el segundo de Bailey, ahora de 32 yd, pero Gigantes comenzó a asentarse en la cancha y marcó 10 puntos antes del medio tiempo, con regreso de balón suelto de Dominique Rodgers-Cromartie, de 57 yd para anotación, y gol de campo de 40 de Brown, para el 13-6 al medio tiempo.

Aunque el tercer episodio inició con los neoyorquinos sacando más puntos, merced a uno más de Brown, ahora de 30 yd, los texanos parecieron reaccionar, en especial el mariscal de campo Tony Romo, quien los llevó hasta la zona de anotación con balazo de dos yardas para el ala cerrada Gavin Escobar que los acercaba 13-16.

Las cosas comenzaron a ponerse dramáticas en un cuarto episodio de 24 puntos en total, en el que los locales sacaron la mejor parte, al llegar en dos ocasiones a las diagonales, para sacar una victoria que por momentos parecía se les escapaba de las manos.

El duelo pareció decidirse en favor de los neoyorquinos tras una jugada polémica en la que, tras una serie de dimes y diretes entre los oficiales, el ovoide pasó de manos de Vaqueros a las de Gigantes, que aprovechó la oportunidad cuando Rashad Jennings entró a la “zona prometida” en acarreo de una yarda por el centro.

Vaqueros, sin embargo, no bajó los brazos y en su siguiente ofensiva devolvió el favor con pasesito corto a la banda izquierda de Romo para el ala cerrada Jason Witten, de una yarda, que ponía el tanteador 20-23, todavía en su contra.

Los de la Gran Manzana decidieron comenzar a jugar con el reloj y consumieron todo el tiempo posible para salir sólo con un gol de campo de 19 yd de Brown, que le dejaba a los locales apenas 1:34 minutos en el reloj, abajo por seis puntos.

Con el tiempo en contra, Romo se armó de paciencia y de valor para guiar una relampagueante serie ofensiva que recorrió 72 yardas en seis jugadas y 1:27 minutos, y que el propio pasador coronó con envío de 11 yardas a las diagonales otra vez con Witten, que dejó el 27-26 definitivo en el tanteador del AT&T Stadium.

Por la visita, el quarterback Eli Manning completó 20 de 36 pases, con ganancia de 193 yardas, sin touchdowns ni intercepciones, mientras por la casa, Romo se destapó con 356 yd al completar 36 envíos en 45 intentos, tres para anotación y dos interceptados.

Anotación por cuartos:

Total

Gigantes NY 03 10 03 10 — 26

Dallas 03 03 07 14 — 27

NOTIMEX