Luego del fracaso de la Selección Mexicana Femenil en el Torneo Preolímpico de la Concacaf, el técnico Leonardo Cuéllar aceptó que si es momento de hacerse a un lado por el bien del equipo así lo hará.

“Cada que hay un torneo, todo mundo acerca mi cabeza a la guillotina, entonces éste es un momento crítico, difícil y creo que a mí lo único que me interesa es la sanidad del programa, del proyecto y si es el momento de dar un paso a un lado, así será”, dijo.

Afirmó que “lo que menos quiero es que esto se estanque o se perjudique. En su momento nos sentaremos, hay muchos proyectos, algunos planes para mi persona, habrá que ver en los siguientes días lo que sigue”.

“Es un momento difícil para el programa porque lo que nos habíamos planteado de estar en el siguiente duelo, habrá decisiones respecto a un futuro cercano en cuanto a lo que haremos”, indicó.

Reconoció que “las exigencias y los resultados deben tener sus consecuencias y si me preguntas mi corazón, mi cabeza, mi actitud y mis ganas de hacer algo están ahí, pero en su momento nos sentaremos. Hay algunos planes para mi persona”.

“Es muy probable que a nivel de Selección Mayor se cancele todo lo que estaba programado el resto del año, por lo menos eso es lo que se dejó sobre la mesa y ahora se concentrará todo en buscar la clasificación de la Sub-17 el próximo mes. La Selección Mayor entrará en un periodo de análisis y decisiones”, estableció.

Finalmente, lamentó que su escuadra estuvo lejos de ofrecer el desempeño que tuvo en sus dos primeros duelos ante Puerto Rico y Estados Unidos, lo que al final le costó la derrota y eliminación con Costa Rica.

“Hemos escogido el peor momento para tener un primer tiempo como el que tuvimos, hubo una completa confusión a lo que planeamos, incluso por momentos faltó hasta la actitud, y desde luego nos tardamos mucho tiempo en acomodarnos y cuando recibimos el segundo gol, hicimos un hoyo muy complicado del cual ya no pudimos salir”, sentenció.