Cuatro nadadores del equipo olímpico estadunidense fueron asaltados a punta de pistola esta madrugada en Río de Janeiro cuando iban en su taxi tras una fiesta, confirmó a Notimex el portavoz del Comité Olímpico de Estados Unidos, Patrick Sandursky.

Los asaltados fueron Ryan Lochte, Jack Conger y Gunnar Bentz (todos oro en relevos de 200 metros libres) y Jimmy Feigen (oro en relevos de 100 metros libres), según Sandursky.

“Salieron de la Casa de Francia el domingo pronto en la mañana en un taxi hacia la Villa Olímpica. Su taxi fue parado por individuos que simulaban ser policías armados, quienes les pidieron dinero y otros efectos personales”, señaló la fuente.

Los cuatro nadadores, que ayer terminaron sus competencias en los Juegos y estaban en una fiesta en la Casa de Francia en Río, están “a salvo y cooperan con las autoridades”, dijo.

La información había sido confirmada anteriormente por la madre de Lochte (medallista en Pekín 2008 y Londres 2012), Ileana Lochte, quien dijo al diario USA Today que los atletas están “todos consternados”.

El gobierno brasileño aseguró que 85 mil miembros de las fuerzas de seguridad patrullan las calles de Río de Janeiro y las instalaciones olímpicas para hacer de la urbe “la más segura del mundo” durante los Juegos, sin embargo varios incidentes fueron reportados durante la primera semana de la justa veraniega.

El miércoles un policía brasileño murió y otros dos resultaron heridos al ser atacados por disparos en una favela de Río, mientras que el martes un autobús de periodistas internacionales fue objeto de otro incidente que dejó dos personas heridas leves.

 

NTX