El Cruzeiro separó hoy de su plantilla al delantero colombiano Duvier Riascos por las declaraciones ofensivas contra la institución que profirió tras la derrota por 2-0 ante el Fluminense en la decimoquinta jornada del Campeonato Brasileño.

“No estoy feliz por todo lo que está ocurriendo. Tenemos que buscar una solución. No me pueden privar de la felicidad para jugar en esta mierda aquí”, afirmó el colombiano al manifestar su insatisfacción con el mal momento del Cruzeiro y recordar el buen momento que vivía hasta hace pocas semanas como goleador del Vasco da Gama.

La derrota ante el Fluminense hundió al Cruzeiro al decimoséptimo puesto entre veinte equipos que disputan el ‘Brasileirao’.

“Hicimos una gran inversión cuando contratamos al atleta. No tuvo muchas oportunidades el año pasado por lo que fue cedido. Vivió un buen momento en el Vasco da Gama. Pero no aceptamos esa actitud. Desde este momento Riascos no es jugador del Cruzeiro. Pasa a ser un problema administrativo y jurídico”, afirmó el director de Fútbol del club Cruzeiro, Paulo Bento.

“Fue un comentario infeliz y ofensivo a la institución y a su historia. No es la posición que esperamos de uno de nuestros atletas con las condiciones que el club le ofrece”, añadió.

El dirigente agregó que el Cruzeiro buscará una forma de rescindir el contrato con el futbolista sin costos y que presentará una demanda judicial contra el colombiano.

Según Bento, el club de Belo Horizonte irá hasta los tribunales para que el futbolista pague “de la forma más dura y legal por el comportamiento que tuvo”.

Riascos conquistó este año el Campeonato Carioca con el Vasco da Gama, club del que fue goleador, pero en mayo tuvo que regresar al Cruzeiro al vencer el préstamo. EFE