Con apenas un triunfo en casa en lo que va del presente torneo, Cruz Azul recibe este sábado a Gallos Blancos de Querétaro en pos de su segunda victoria, en juego de la fecha seis del Clausura 2016 de la Liga MX.El estadio Azul ha dejado de disfrutar las mieles del triunfo de su escuadra y mañana, en punto de las 17:00 horas, el once celeste tratará de sumar otras tres unidades en su patio donde no gana dos seguidos desde hace casi un año.

Ahora tiene la posibilidad de conseguirlo ante un rival que en apariencia es fácil, sobre todo porque en calidad de visitante perdió sus últimos cuatro cotejos, además de que su cuota de goles es cero fuera de su feudo.

Sin embargo, los dirigidos por Tomás Boy deben evitar caer en excesos de confianza y hacer las cosas como las trabajaron durante la semana, a fin de terminar con la preocupación de su timonel en el sentido de la falta de contundencia.

Con ese último triunfo conseguido en territorio celeste, sumado a tres empates, la “Máquina Celeste” marcha en el noveno escalón con seis unidades, a tiro de piedra de zona de calificación, y en apariencia va por buen camino.

La escuadra queretana, por su parte, ha tenido algunos altibajos en este arranque de competencia por lo que tratará de recuperarse para tener las aspiraciones de volver a estar en una liguilla y repetir la final del Apertura 2015.

El haber dado cuenta de Tiburones Rojos de Veracruz en la fecha anterior, le pudo haber dado la motivación a los muchachos del técnico Carlos Reinoso para venir a la Ciudad de México a tratar de complicarle las cosas a un cuadro celeste que busca despegar.

Resultado de esas actuaciones irregulares, Gallos Blancos ocupa el escalón número 12 con los mismos seis puntos de su rival en turno, es cierto, muy cerca también de zona prometida, pero sin la garantía de que podrá llegar.

NTX