El presidente deportivo del Monterrey, Luis Miguel Salvador, criticó a la Asociación Uruguaya de Futbol por haber rechazado que Carlos Sánchez se quedará con el equipo para jugar la final del Torneo Clausura 2015 y dijo es hora de que la FMF levante la mano.“Carlos tenía mucha ilusión de jugar la final, pero estuvo presionado por el tema de la selección, lo pone entre la espada y la pared, como la Asociación uruguaya se basa en que hay una reglamentación, se la transmite al jugador, no sabe para dónde moverse.

“Pasa por un tema de sensibilidad común, el jugador viene todo el torneo jugando eso y Uruguay tiene jugadores en Europa que sí van a jugar allá (el fin de semana)”, declaró.

En el marco del llamado Día de Medios efectuado por el club, el directivo calificó esa situación como discriminatoria, porque los elementos que participan en el viejo continente sí tienen la opción de quedarse con sus equipos y lo que juegan en el americano, simplemente no tienen opción.

“No deberían ser discriminatorias (las reglas), por qué un jugador en Europa sí puede llegar después de su torneo y en América no. La Asociación uruguaya se negó rotundamente”, añadió.

Para Luis Miguel Salvador, esta situación debe servir a la Federación Mexicana de Futbol para levantar la voz y no preocuparse por otras cosas dentro del balompié nacional.

“El primer punto me imagino que la Federación con base en esta amarga experiencia debe levantar la mano ante la FIFA y asociaciones correspondientes, hoy se preocupan más por gritos (de la gente)”, agregó.

Luis Miguel Salvador aclaró que Monterrey reaccionó de manera inmediata cuando llegó la petición para que Carlos Sánchez se presentara con la selección de Uruguay, pero que simplemente el mediocampista tuvo que reportarse con el representativo de cara a la Copa América Centenario.

NTX