El fantasma de las lesiones se apareció en el Edward Jones Dome, donde Acereros de Pittsburgh (2-1) pagó muy caro el triunfo de 12-6 sobre Carneros de San Luis (1-2), pues su mariscal, Ben Roethlisberger, salió lastimado de la rodilla.

Con motivo de la tercera semana de la temporada 2015 de NFL, los “metaleros” pasaron tremendo susto en el tercer periodo, cuando el profundo Mark Barron impactó con su cabeza a la altura de la rodilla izquierda del “Big Ben”, quien de inmediato abandonó el emparrillado y su lugar fue ocupado por el polémico Michael Vick.

Desde el principio pintaba para ser un encuentro accidentado, pues su inicio se retrasó algunos minutos debido a que hubo un pequeño incendio en la grama, producto de los tradicionales fuegos pirotécnicos que dan la bienvenida a los jugadores.

Una vez solucionado ese problema, Acereros tocó la puerta varias veces, pero se encontró con una defensiva que se fajó y “sólo” les permitió un gol de campo de Josh Scobee (21 yd) y una anotación por conducto del corredor Le´veon Bell.

En dicha irrupción en las diagonales, Roethlisberger falló en su intento de conversión, en lo que ha sido la estrategia inamovible por parte del entrenador en jefe Mike Tomlin; no obstante, al descanso se marcharon con la pizarra a su favor 9-3.

En el tercero de presentó el problema del pasador de Pittsburgh, quien se someterá a una resonancia magnética para determinar la gravedad de su lesión, y mientras él cojeaba con dificultad hacia la banca, sus compañeros no pudieron hacer más grande la ventaja.

En el cuarto periodo, ante la ineficacia de los ataques en zona roja, sólo hubo un intercambio de goles de campo, Greg Zuerlein (27 yd) por los anfitriones y Scobee (41) por la visita, que se llevó el triunfo 12-6 para colocarse como sublíderes en el Norte de la

Conferencia Americana (AFC).

Anotación por cuartos:

Total

Pittsburgh 03 06 00 03 — 12

San Luis 00 03 00 03 — 06

Baltimore, Md.- Precisamente en la División Norte del circuito americano, Bengalíes de Cincinnati (3-0) se afianzó como puntero absoluto, tras salir airoso en su visita al M&T Bank Stadium, donde superó 28-24 a unos “desplumados” Cuervos de Baltimore (0-3).

Con dos minutos en el reloj del último cuarto, el quarterback Andy Dalton guió a “Cincy” a una nueva gloria a costa de unos Cuervos que ya saboreaban la ansiada victoria, por conducto de un pase de siete yardas a su receptor estelar A.J. Green.

Si bien los visitantes aplacaron el ímpetu rival en la primera parte, tras el descanso se confiaron y animaron a Baltimore a sacar la casta, el cuadro local les tomó la palabra y por poco consuman la reacción.

Dalton se había encargado de inaugurar los cartones en el primer rollo, cuando hizo una personal de siete yardas hasta la zona prometida y para el segundo volvió a hacer daño con entrega de 16 yardas con el receptor Marvin Jones.

Pero en el tercer cuarto de plano desaparecieron y recortaron a 14-7 con riflazo de 50 yardas de Joe Flacco para Steve Smith Sr.

El envión anímico se trasladó al cuarto periodo y siguieron en busca de la remontada con gol de campo de Justin Tucker (21 yd), mientras Bengalíes les hizo la tarea más fácil al regalarles el ovoide, el cual fue recuperado por el apoyador C.J. Mosley, quien regresó el obsequio 41 yardas hasta las diagonales, 17-14.

La dupla de Green y Dalton no iba a tirar la toalla tan fácil y éste último soltó el brazo 80 yardas para encontrar al millonario Green, quien devolvió la calma a su equipo 21-17.

Cuando parecía que la calma reinaría en los últimos cuatro minutos, el receptor Smith Sr. se quedó con pase de 16 yardas por parte de su pasador, Joe Flacco, y la estafeta volvió a cambiar de manos, ahora 24-21 para los anfitriones.

Cuando éstos ya veían la luz al final del túnel, nuevamente el binomio Dalton-Green hizo de las suyas y aunque aún dejó dos minutos y 10 segundos a disposición de Flacco, éste no fue capaz ni de pisar terreno ajeno.

Anotación por cuartos:

Total

Cincinnati 07 07 00 14 — 28

Baltimore 00 00 07 17 — 24

Cleveland, Oh.- En el FirstEnergy Stadium, al entrenador en jefe Mike Pettine le pasó factura el capricho de sentar al inspirado mariscal Johnny Manziel en lugar de Josh McCown y Cafés de Cleveland (1-2) cayó 27-20 ante Raiders de Oakland (2-1).

Aunque McCown lanzó dos pases de anotación, no fue suficiente para frenar a unos sorprendentes “malosos”, que soportaron los últimos seis minutos con diferencia de siete y pudieron celebrar gracias a la gran labor del pasador Derek Carr.

Carr completó 20 pases de 32 posibles, para una ganancia de 314 yardas y celebró dos veces en la zona prometida, en el segundo cuarto repartió lance de tres yardas con el receptor Andre Holmes y 18 segundos antes del descanso, encontró a Seth Roberts (13 yd).

Por su parte McCown, quien venía de perderse el partido pasado por conmoción, hizo buenos 28 de 49 pases, cosechó 341 yardas, padeció una intercepción y consumó en las diagonales con el ala cerrada Gary Barnidge (28 yd) y con el receptor Travis Benjamin (4 yd).

Anotación por cuartos:

Total

Oakland 03 14 03 07 — 27

Cleveland 00 03 07 10 — 20

NTX