Acereros de Pittsburgh (4-2) volvió a demostrar que ya le tiene tomada la medida a Cardenales de Arizona (4-2), al que doblegó 25-13 en el Heinz Field con la ayuda de su tercer mariscal de campo, Landry Jones.

Con motivo de la sexta semana de acción en la temporada 2015 de NFL, los “Cards” sucumbieron en el quinto de sus últimos seis enfrentamientos con los “metaleros”, incluido aquel 27-23 del Súper Tazón XLIII.

Arizona vino de menos a más y fue frenado en seco por el ímpetu de Jones, a quien se le alinearon los astros y tuvo oportunidad de pisar el emparrillado a causa de la ya conocida lesión del titular Ben Roethlisberger y, ahora, del sustituto Michael Vick.

Este último llevaba un partido para el olvido cuando en la primera mitad recibió un rodillazo en la cabeza y tuvo que ser evaluado por posible conmoción, luego regresó sin aparente problema, pero en el meridiano del tercer capítulo de plano abandonó las hostilidades, ahora por lesión en el tendón de la corva.

Fue entonces que el producto de la Universidad de Oklahoma se apoderó de los controles locales y lo hizo a lo grande, con par de bombazos a las diagonales para su receptor Martavis Bryant (8 y 88 yd), inspirado con las miles de “toallas terribles” que reconocieron su labor.

Por si fuera poco, el conjunto del entrenador en jefe Mike Tomlin también disfrutó del desempeño de su pateador Chris Boswell, quien hace un par de semanas llegó para suplir al volátil Josh Scobee.

Sin la incertidumbre a la cual los sometía Scobee, los aficionados “metaleros” celebraron los cuatro goles de campo que intentó Boswell (47, 48, 51 y 28 yardas), quien fue vital para establecer distancia sobre un rival que comenzó a tambor batiente.

Mientras Vick dejó el partido en suspenso con tres completos de ocho y apenas seis yardas, su relevo se agrandó con ocho de 12, 168 yardas ganadas y dos touchdowns.

Por su parte, Carson Palmer, pasador de Cardenales, infló su ego con 421 yardas, producto de 29 aciertos en 45 posibles, pero al final no sirvieron de nada, porque sólo consumó una jugada en las diagonales, en alianza con su receptor Michael Floyd (3 yd), y estropeó su tarea con dos entregas.

Cabe mencionar que no todo fue “miel sobre hojuelas” para Acereros, ya que su tackle izquierdo, Kelvin Beachum, estará fuera el resto de la campaña por desgarre en el ligamento anterior cruzado.

El percance ocurrió en el segundo cuarto, cuando un adversario le cayó encima de la rodilla y lo obligó a dejar el encuentro entre lágrimas, con su futuro en el aire, pues estaba en su último año de contrato como novato.

Anotación por cuartos:

Total

Arizona 07 03 00 03 — 13

Pittsburgh 00 03 12 10 — 25

Buffalo, NY.- El quarterback Andy Dalton firmó otra gran tarde en el Ralph Wilson Stadium, donde extendió el paso inmaculado de su equipo, Bengalíes de Cincinnati (6-0), el cual superó 34-21 a Bills de Buffalo (3-3).

El producto de la Universidad Cristiana de Texas (TCU) aprobó en 22 de sus 33 intentos, lanzó para 243 yardas y repartió tres disparos en las diagonales, durante el primer y tercer episodio.

Primero localizó al corredor Jeremy Hill (13 yd) y después se decantó por el receptor Marvin Jones (10 yd) y por su ala cerrada Tyler Eifert (4 yd).

En el segundo cuarto también se unió a la fiesta de “Cincy” el destacado corredor Giovani Bernard, quien encontró huecos hasta irrumpir en la zona prometida tras 17 yardas recorridas.

Para variar, Bills se crucificó solito con sus castigos infantiles y en esta oportunidad cometió ocho, con lo cual regaló 93 yardas, un pecado que pesa doble cuando tu rival es el mandamás absoluto de la División Norte en la Conferencia Americana (AFC).

Para colmo, los pupilos de Rex Ryan no contaron con el pasador Tyrod Taylor, lesionado de la rodilla, y en su lugar estuvo EJ Manuel, autor de 28 pases de 42, 263 yardas, una anotación y una intercepción.

El touchdown de Manuel ocurrió en el segundo rollo y fue producto de un “bombeadito” de 22 yardas hasta la zona prometida con el receptor Sammy Watkins, quien al momento de atrapar el balón, sufrió un esguince en el tobillo, así que se marchó al vestuario con ayuda de muletas.

Dalton se mantuvo al margen de la mala suerte que rodea a Buffalo y salió con el puño en alto gracias a 22 correctos de 33, ganancia de 243 yardas, tres anotaciones y además se fue limpio en cuanto a capturas.

Anotación por cuartos:

Total

Cincinnati 07 10 14 03 — 34

Buffalo 07 07 00 07 — 21

NTX