El Oporto, con Íker Casillas de suplente, se medirá en las semifinales de la Copa de Portugal al Gil Vicente, de la Segunda portuguesa, después de vencer al Boavista gracias a un gol del argelino Yacine Brahimi (min.26) y a la actuación del brasileño Hélton, que evitó la prórroga al parar un penalti en el 90.

En su segundo partido sin Julen Lopetegui, destituido la pasada semana, “los dragones” lograron vencer en el reducto de su vecino Boavista, dirigido por el boliviano Erwin Sánchez, a pesar de jugar la última media hora con diez por la expulsión del francés Giannelli Imbula, que había ingresado en el 37 para suplir al brasileño Evandro.

El equipo entrenado por el interino Rui Barros contó en el once con los mexicanos Miguel Layún y Héctor Herrera y Casillas en el banquillo, como ha sucedido en el resto de encuentros coperos.

El sustituto del portero español, Hélton, fue decisivo al detener una pena máxima en el 90 al joven brasileño Douglas Abner.

El Oporto tendrá ahora como rival en las semifinales de marzo al Gil Vicente, en una eliminatoria que pasa a ser a doble partido (hasta los cuartos es a partido único).

El pequeño equipo del norte de Portugal venció al Nacional de Madeira (1-0).

La otra eliminatoria será disputada entre el Braga, que ganó al Arouca (2-0), y el Rio Ave, que superó al Estoril (3-0). EFE