El francés Michel Platini, presidente de la UEFA inhabilitado por la FIFA por ocho años, acudió este lunes a la sede del máximo organismo futbolístico mundial para declarar ante el Comité de Apelación y recurrir su sanción.

El mandatario galo aseguró ante los medios que no se presentaba para luchar por su futuro, sino “contra la injusticia”. “No he hecho nada y no temo por nada. Si tuviera algo que reprocharme estaría escondido en Siberia por la vergüenza”, apuntó.

El exfutbolista del Juventus Turín no se había presentado la primera vez que fue convocado para declarar ante el Comité, ya que, según dijo, el proceso estaba viciado. “(los instructores del caso) dijeron ya todo en los periódicos, no merecía la pena venir”, señaló este lunes.

El pasado octubre el Comité de Ética de la FIFA suspendió de forma provisional al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, durante ocho años, dentro de la investigación que se lleva a cabo en el organismo futbolístico mundial por presunta corrupción; y, por el mismo periodo, a Michel Platini, presidente de la UEFA desde 2007 y que no pudo presentarse para relevar al helvético en las elecciones.

El 21 de diciembre, dicho comité ratificó su decisión por considerar que un pago de dos millones de francos suizos (1,8 millones de euros) que la FIFA hizo a Platini en febrero de 2011, autorizado por Blatter, “no tenía base legal en el acuerdo firmado por ambos dirigentes el 25 de agosto de 1999”.

El Comité de Ética, que había pedido para ellos una sanción de por vida, apeló la suspensión de ocho años por considerarla insuficiente.

Blatter debería comparecer el martes en una segunda sesión que se produce en plena campaña a la presidencia de la FIFA. La elección está fijada para el 26 de febrero. Los aspirantes son el bareiní Salman Bin Ebrahim Al Khalif de Bahréin, el italosuizo Gianni Infantino, el príncipe jordano Ali Bin Al Hussein, el francés Jérôme Champagne y el sudafricano Tokyo Sexwale.

Platini, quien recurrirá al Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) si no prospera su recurso, añadió que no cree que fuera Blatter el que le metió en el problema. “Está en el mismo caso que yo, alguien me metió en esto e intentaré averiguar quién fue”

EFE