Luego de haber reanalizado las pruebas antidopaje efectuadas a atletas que compitieron en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, el Comité Olímpico Internacional (COI) encontró 31 muestras positivas en estos exámenes.En la repetición de las 454 muestras seleccionadas de las pruebas elaboradas para Beijing, el COI verificó, en asociación con la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y las federaciones internacionales, que 31 casos resultaron positivos.

Enfocados en los atletas con posibilidades de participar en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y anteriormente lo hicieron en la capital china, dichas asociaciones evaluaron nuevamente los exámenes, utilizando recientes métodos científicos que evaluaron a profundidad los test obtenidos anteriormente.

“Como resultado de este nuevo trabajo, 31 atletas de seis deportes podrían ser alejados de Río 2016, y todos aquellos deportistas que infringen las normas antidopaje serán castigados y anulados de los juegos olímpicos”, anunció a través de un comunicado.

El organismo advirtió que con estos nuevos resultados abrieron expedientes disciplinarios para investigar a profundidad a los atletas, no identificados, de 12 países.

Por ello, en un esfuerzo por combatir estos casos de cara a las próximas competencias veraniegas, el COI anunció medidas adicionales para proteger a los atletas que se han abstenido de consumir sustancias prohibidas.

“La lucha para proteger a los atletas competidores limpios no termina aquí, ya que habrá 250 resultados más correspondientes a los Juegos Olímpicos de Londres 2012, con los cuales intentaremos detener cualquier truco que permita a los tramposos llegar a Río de Janeiro”, finalizó.

NTX