El Comité Olímpico Internacional, cuya Comisión Ejecutiva se reunió hoy por conferencia telefónica, ha decidido posponer su decisión sobre la posible exclusión de Rusia de los Juegos Olímpicos y ha creado una comisión disciplinaria al respecto.

El presidente Thomas Bach asegura que el COI “no dudará en tomar las más duras sanciones disponibles contra los individuos y organizaciones implicadas” en el Informe McLaren encargado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y que fue publicado este martes, en el que se demuestra, advierte, “un ataque sin precedentes a la integridad del deporte y de los Juegos Olímpicos”

“La Ejecutiva ha comenzado hoy acciones disciplinarias relativas a la implicación de oficiales del Ministerio Ruso de Deportes y de otras personas mencionadas en el informe por violaciones de la Carta Olímpica y del Código Mundial Antidopaje”, anuncia el COI en un comunicado.

A tal efecto, “para acelerar este procedimiento”, se ha establecido una Comisión Disciplinaria.

“En relación con la participación de los deportistas rusos en los Juegos de Río, el COI evaluará cuidadosamente el informe (McLaren) y explorará las opciones legales relacionadas con una exclusión colectiva de los deportistas rusos de los Juegos frente al derecho a una justicia individual”, anuncia el comunicado.

“A este respecto”, añade, “el COI tendrá en cuenta la resolución del TAS del 21 de julio sobre las reglas de la IAAF, así como el Código Mundial Antidopaje y la Carta Olímpica”.

Con este aplazamiento, el COI espera a la resolución del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que comenzó este martes a estudiar el recurso interpuesto por los atletas rusos contra la prohibición de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), que les impide participar en los Juegos Olímpicos de Río.

La vista del TAS, que fue trasladada en el último momento de Lausana a Ginebra, estudiará la solicitud de 68 atletas rusos, entre ellos la zarina de la pértiga, Yelena Isinbáyeva, que intervendrá en representación de sus compañeros.

Entre tanto, la nueva Comisión Disciplinaria del COI estudiará todos los aspectos relacionados con el caso, particularmente los legales que incidirían en una eventual suspensión total de los deportistas rusos, así como el tratamiento que se ha de dar a quienes están “limpios” de dopaje.

El COI ha adoptado ya, no obstante, otras medidas provisionales. No organizará ni patrocinará ningún evento deportivo o reunión en Rusia, ni acreditará a los Juegos de Río a ningún oficial del Ministerio Ruso de Deportes o cualquier otra persona implicada por el Informe McLaren.

“El COI comenzará los reanálisis, incluso forenses, y abrirá una completa investigación sobre todos los deportistas rusos que participaron en los Juegos de Invierno de Sochi 2014 y sus entrenadores y oficiales. A tal efecto, una comisión disciplinaria específica ha sido constituida bajo la presidencia de Denis Oswald, y a la vista del informe de esta comisión, la Ejecutiva del COI impondrá las sanciones apropiadas”, subraya el comunicado.

A consecuencia de “las detalladas referencia a la manipulación de muestras durante los Juegos de Sochi”, el COI pide a todas las federaciones internacionales deportivas que congelen sus preparativos para grandes eventos en Rusia, tales como campeonatos del mundo, Copas del mundo y otros bajo su responsabilidad y miren alternativas de organización.

El COI solicita a las federaciones internacionales que abran, a su vez, investigaciones y en caso de observar infracciones del Código Mundial Antidopaje, las sanciones a las respectivas federaciones rusas sean coordinadas con el trabajo de Richard Mclaren.

Estas medidas provisionales estarán en vigor hasta el 31 de diciembre próximo y serán revisadas por la Ejecutiva del COI en su reunión de ese mismo mes.

La Ejecutiva del COI reitera su apoyo a la “reversión de la presunción de inocencia” en el caso de los deportistas rusos y el dopaje, aprobada en la Cumbre Olímpica el 21 de junio pasado, lo cual supone que la elegibilidad de cada deportista ruso será decidida por su Federación Internacional sobre la base de un análisis individual de su historial de dopaje.

El COI solicita a la AMA que prolongue el mandato de Richard McLaren para comunicar los nombres de los deportistas rusos implicados en la suplantación y manipulación de muestras en el laboratorio de Sochi.

“La Ejecutiva observa con gran preocupación las deficiencias reveladas por el informe McLaren en la lucha contra el dopaje y reitera la llamada de la Cumbre Olímpica del 21 de junio del 2016 para revisar completamente el sistema antidopaje y solicitar a la AMA para que convoque una Conferencia Mundial Extraordinaria sobre el Dopaje en 2017.

Según el Informe McLaren, hecho público este lunes por el abogado canadiense Richard McLaren, el Estado ruso promovió un sistema de dopaje en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi (2014) para encabezar el medallero.

Según indicó McLaren este lunes en una comparecencia de prensa en Montreal, el sistema de supuesto dopaje “permitía transformar un resultado positivo en negativo (de una análisis antidopaje)” bajo la supervisión del Ministerio de Deportes de Rusia y el Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB).

 

EFE