Otra exhibición del alero LeBron James, que logró un triple-doble de 23 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias, el decimoquinto de su carrera en playoffs, ayudó a los Cavaliers de Cleveland al triunfo por 23 puntos por 108-89 frente a los Raptors de Toronto en el segundo partido de las Finales de la Conferencia Este que dominan 2-0 al mejor de siete.

La victoria también permite a los Cavaliers seguir invictos en lo que va de playoffs con marca de 10-0 y empatan la que consiguieron los Spurs de San Antonio en el 2012.

Los Cavaliers se convierten en el cuarto equipo en la historia de la NBA que tienen 10-0 en la competición de la fase final y se unen a Los Ángeles Lakers (1989, 2001) y los Spurs.

Los Cavaliers, que están a dos triunfos de alcanzar las Finales de la NBA por segunda vez consecutiva, buscan el primer título de campeones que ponga fin a la sequía de 52 años que la ciudad de Cleveland no consigue ningún título nacional a nivel deportivo.

El tercer partido de la serie se jugará el próximo sábado en el Air Canada Centre de Toronto.

El base Kyrie Irving fue el máximo anotador de los Cavaliers al conseguir 26 puntos y el ala-pívot Kevin Love llegó a los 19.

El ataque eficaz de los Cavaliers no tuvo oposición por parte de la defensa de los Raptors, que mostraron las grandes debilidades que tienen como equipo, a pesar de haber llegado por primera vez en su historia a las finales de la Conferencia Este.

Aunque los Raptors intentaron aguantar un poco más en el partido de lo que lo hicieron en el primero que perdieron por 31 puntos (115-84), en el tercer cuarto volvieron a desaparecer en el juego colectivo e individual ante unos Cavaliers que jugaron siempre sin oposición.

Los Raptors tuvieron su mejor esfuerzo hasta el empate a 46 de la primera parte, pero los Cavaliers lo cerraron con racha de 16-2, que dejó todo sentenciado de cara a la segunda, como así sucedió.

Un triple de James despertó por completó a los Cavaliers y ahí se acabó de nuevo el partido, que siguió sin ofrecer igualdad y competitividad por parte de ambos equipos.

La ausencia del pívot lituano Jonas Valanciunas se sigue notando demasiado en el juego interior de los Raptors que nunca tuvieron protagonismo en las acciones dentro de la pintura con 38 rebotes por 46 de los Cavaliers.

La vuelta a la titularidad del ala-pívot argentino Luis Scola con los Raptors resultó sólo hasta el empate, cuando el también número cuatro Patrick Patterson y el alero Terrance Ross dieron mayor profundidad al banquillo, pero sus aportaciones de seis y 11 puntos, respectivamente, al final no evitaron la derrota.

El mejor encestador de los Raptors volvió a ser el escolta DeMar DeRozan que aportó 22 puntos.

El base Kyle Lowry, que llegó a 10 puntos, volvió a su falta de acierto e inconsistencia en el juego ofensivo y sólo ha podido anotar ocho tiros de campo de 28 que ha hecho en la combinación de los dos partidos, incluido un triple de 15 intentos.

Scola jugó 14 minutos como titular y aportó seis tantos al encestar 1 de 5 tiros de campo, incluido un triple de cuatro intentos, y 3 de 4 desde la línea de personal, capturó tres rebotes y dio una asistencia.

Mientras el entrenador novato de los Cavaliers Tyronn Lue sigue invicto en los playoffs, el de los Raptors, Dwane Casey, reconoció que su equipo no ha jugado agresivo y no ha hecho trabajar al rival, siendo ellos mismos el problema.

 

EFE