Hace cuatro años, la dupla de Paola Espinosa y Alejandra Orozco logró subirse al podio en los saltos sincronizados desde los 10 metros en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, con una medalla de plata, ahora en Río espera emular esa hazaña, pero en busca del título.Si bien ambas han crecido en cuanto a desarrollo deportivo, en Londres 2012 estuvieron con el debut como pareja y con 343.32 unidades, ambas clavadistas superaron al par canadiense para quedarse con la plata. En esa ocasión Canadá obtuvo el bronce con 337.62.

Pero las chinas, como ha sido la constante, se hicieron del oro con 368.40 puntos.

“Vamos con todo, hemos trabajado para pelear por el oro, sabemos que será una competencia reñida, pero estamos preparadas para hacer historia”, afirmó en su momento la jalisciense Alejandra Orozco.

En febrero pasado en el marco de la Copa del Mundo de Clavados, que se realizó en la sede olímpica, Espinosa y Orozco obtuvieron un quinto sitio lo que originó conseguir el pasaporte a la cita veraniega.

“Me siento feliz, renovada, renovada de la cabeza, y bien físicamente. Nos falta mucho más. Hemos de entrenar más. Sabemos eso”, secundó la doble medallista olímpica, Paola Espinosa.

De tal manera, que para la justa de Río 2016, las clavadistas, que entrenan bajo la dirección de Ma Jing, tienen el reto de ir por el podio en una prueba en donde el dúo de China es el rival a vencer.

Pero además para la sudcaliforniana Paola Espinosa, será su cuarta asistencia olímpica y va en busca de su tercera presea; en tanto que para la jalisciense Alejandra Orozco va por su segunda justa de este tipo y además por el mismo número de preseas.

También saben que su especialidad ha estado en el podio en las justas olímpicas y en Río 2016 no debe ser la excepción, ya sea con ellas o con cualquier otro compañero de la disciplina.

NTX