Con la certeza de haber hecho un buen trabajo y con la experiencia en los clavados, el yucateco Rommel Pacheco tiene elementos para pensar en el podio en Río 2016, en donde va con la seguridad de convertirse en medallista olímpico.Ignora de qué valor será, pero sabe que ahora tiene la oportunidad de pasar la historia y en el libro de clavadistas olímpicos y medallistas como Fernando Platas en Sydney 2000 o más reciente la dupla de Iván García y Germán Sánchez en Londres 2012.

Pacheco Marrufo, campeón de la Copa del Mundo Río 2016, señaló que sólo espera la salida a Río 2016 para demostrar su trabajo y tratar de estar en la lucha por las medallas en la prueba de trampolín de tres metros.

“Estaremos aquí (Ciudad de México) hasta el 1 de agosto, ya que es cuando salimos a Brasil, en esta semana trabajaremos sólo en la técnica, en ver los pequeños errores y después ir a la etapa de aclimatación en la sede de los Juegos Olímpicos”, expresó.

Añadió que su prueba iniciará el 10 de agosto y tener una semana de aclimatación es buena para salir con la mejor disposición de brindar su mejor actuación en la prueba.

“Estos entrenamientos son para las cosas muy técnicas, como salidas, pero todo bien, estoy muy contento de estar en estos Juegos Olímpicos y a esperar lo mejor”, consideró.

Rommel Pacheco va en busca de la consagración, ya que tener la oportunidad de volver a representar a México en este tipo de justas es valioso, pero sobre todo, porque sabe de la experiencia ganada con el paso del tiempo para pensar en la medalla.

NTX