El clavadista Iván García, medallista de plata en los Juegos Olímpicos Londres 2012 y la Copa del Mundo Kazán 2015, aseguró que está contento por los resultados obtenidos este año, aunque dijo que ya tiene la vista en la Copa del Mundo y la justa de Río en 2016.

En entrevista, García, de 22 años de edad, resaltó que es un gran orgullo ser de los pocos medallistas para México en los recién culminados Mundiales de Natación efectuados en Kazán, Rusia, al obtener el segundo sitio en la prueba de clavados sincronizados 10 metros en compañía de Germán Sánchez.

“Es un orgullo para mí, pues logré dos objetivos, ganar la medalla que me hacia falta, con ella ya tengo todas las que se pueden ganar, además de que este segundo puesto representó mi pase a los Juegos Olímpicos de Río 2016”, afirmó, en el marco de la presentación de la campaña “Regreso a clases. Cerebro, ojos y corazón sanos”.

Expresó que a pesar de obtener excelentes resultados en este año, con las dos medallas de oro en los Juegos Panamericanos Toronto 2015 y la mencionada plata en Kazán, está mentalizado en las competencias en la Copa del Mundo en Brasil y Río 2016, para las cuales tiene su pase, tanto sincronizados como en individual.

Con relación a cuestiones nutricionales, el medallista en Londres 2012 aconsejó a la población en general llevar una dieta balanceada que contenga todos los grupos alimenticios, además de que complementos que ayudan a completar la ingesta de nutrientes.

Señaló que en su caso, como deportista de alto rendimiento debe llevar una dieta balanceada, siempre con la asesoría de nutriólogos y otros expertos en salud.

Explicó que él come ocho veces al día para acelerar su metabolismo y adquirir los nutrientes necesarios para su entrenamiento, el cual tiene una duración de ocho horas diarias.

NTX