Claudio Suárez es considerado uno de los defensores centrales más prolíficos en la historia del futbol mexicano, jugador con más participaciones en Selección Mexicana, razón por la cual será inducido al Salón de la Fama del Futbol.Claudio Suárez Sánchez, nacido el 17 de diciembre de 1968, en Texcoco, Estado de México, comenzó su carrera como futbolista profesional con Pumas de la UNAM en 1988, en la escuadra “auriazul” consiguió su primer título de liga en la temporada 1990-1991.

En 1996 cambió de playera y se enfundó en la del club Guadalajara, equipo donde militó cuatro años y se consagró monarca del torneo Verano 1997, junto a Ricardo Ferretti, entrenador que lo llevó al cuadro tapatío.

Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) se hizo de sus servicios en el año 2000, con los felinos actuó durante cinco años, en 2005 viajó a Estados Unidos para enrolarse a las Chivas USA, club donde colgó los botines en 2010.

Con la selección mexicana, Claudio Suárez disputó 186 encuentros, por ello gracias a sus grandes actuaciones portando la camiseta “Tricolor” se ganó el apodo del “Emperador”.

Representó a México en cinco Copas América, siendo en la edición de Bolivia 1997 y Paraguay 1999, donde logró el tercer lugar del certamen.

También jugó cuatro ediciones de la Copa Confederaciones, torneo que obtuvo en 1999, cuando el “Tri” venció a Brasil por marcador 4-3, en el estadio Azteca.

El “Emperador” en 2002 se perdió la Copa del Mundo en Corea-Japón debido a una lesión, sin embargo Suárez hizo gala de su técnica en tres mundiales, Estados Unidos 1994, Francia 1998 y Alemania 2006.

NTX