El circuito de Marina Bay, en Singapur, dio un frío recibimiento al piloto mexicano Sergio Pérez y al equipo de Force India, pues el coche presentó algunos problemas que le hicieron sufrir con el rendimiento.En total el equipo pudo dar 117 vuelta al trazado, sin embargo, ninguno de los dos autos pudo marcar tiempos para estar en los primeros puestos y como se esperaba, este circuito en el que el chasis es más importante, les está complicando el trabajo.

“No fue el día más fácil en el coche. Hay algunas cuestiones que resolver y eso significa que me falta confianza con el auto, lo que no es ideal para un circuito urbano. Tenemos que tomar buenas decisiones para encontrar una dirección que me funcione”, dijo.

Además el mexicano, quien fue duodécimo y undécimo en las dos primeras prácticas del Gran Premio de Singapur, tuvo algunos problemas mecánicos, que los privaron de concentrarse en el programa de trabajo.

Sin embargo, sigue empeñado en sacar buenos puntos ahora que están tan cerca de la escudería Williams en la lucha por la cuarta plaza.

“Tuve un problema con los frenos durante nuestra larga tanda hacia el final de la segunda sesión. Pero incluso cuando no tienes el mejor viernes, todavía puedes recuperarte y tener un buen fin de semana. No voy a cambiar mi enfoque mañana, hay que centrarse en conseguir un coche con la mejor forma para la calificación”, finalizó.

NTX