Cinco piragüistas rusos han sido excluidos de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro por implicación en casos de dopaje, anunció hoy la Federación Internacional de Piragüismo (FIP).

Se trata de Yelena Aniúshina y Natalia Podólskaya, Alexandr Diáchenko (campeón olímpico en Londres), Alexéi Korovashkov (bronce en Londres) y Andréi Kraitor (campeón de Europa).

“Este es un duro revés para el movimiento olímpico y lamentamos que nuestro deporte también se haya vista comprometido”, dijo Simon Toulson, presidente de la FIP, en un comunicado.

Subrayó que, por ese motivo, “se adoptaron medidas urgentes y se apartó a todos los deportistas contra los que había pruebas de dopaje”.

Anoche, tres remeros rusos también fueron excluidos de los Juegos Olímpicos por incumplir las reglas de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

“De nuestro equipo no van tres deportistas: Korobelschikov, Podshivalov y Balandin. Han sido excluidos por incumplir las reglas de la AMA”, dijo Beniamin But, presidente de la Federación de Remo de Rusia (FRA).

But lamentó que “descalifican a tres personas, pero a los Juegos no pueden ir quince personas”.

El Comité Olímpico Ruso (COI) cedió el domingo a las federaciones internacionales la responsabilidad de decidir qué deportistas rusos podrán competir en los Juegos de Río.

Eso sí, los deportistas rusos deberán cumplir una serie de criterios, entre los que el más importante es no haber sido nunca sancionado por dopaje y no incumplir las reglas de la AMA.

Además, aquellos que sean finalmente aceptados por el COI serán sometidos antes de la inauguración a un riguroso control antidopaje que realizará la AMA.

El equipo ruso había seleccionado 387 deportistas para Río, lista de la que se cayó la pasada semana el equipo de atletismo, con la excepción de la saltadora de longitud, Daria Klíshina, que entrena desde hace tres años en EEUU.

 

EFE