Santos Laguna finalizó el año con un entrenamiento regenerativo tras el duelo amistoso disputado la víspera ante Correcaminos y con la firme idea de mejorar lo realizado en la temporada pasada.

Los Guerreros tuvieron este jueves diferentes rutinas en el gimnasio del complejo santista, donde se pudo apreciar un gran ambiente en cada una de las actividades.

Para el viernes el conjunto lagunero viajará va Nuevo León, donde el sábado sostendrá su último partido de preparación rumbo al Torneo Clausura 2016, frente a Rayados de Monterrey.

De esta manera, el cuadro santista cerró su trabajo del año, en donde se reportaron todos los jugadores para esperar la fiesta de fin de año y el viernes irán en busca de otro reto para 2016.

NTX/