Para el atacante de Cruz Azul, Christian Giménez, la lesión que sufrió en el pómulo izquierdo fue una situación fuera de lo normal y lo toma con humor, aunque aceptó que por un momento se preocupó por su estado de salud debido a la rareza del caso.Indicó que más allá de estar molesto por el hecho, se muestra positivo y trabaja de manera intensa para llegar pronto a las canchas y ayudar a su equipo a estar en la fase de calificación.

“Fue una situación rara, incómoda, pero lo tomo con ánimo, porque de nada sirve ponerme mal”, afirmó el jugador este miércoles en las instalaciones de La Noria en la capital mexicana.

El atacante de origen argentino aseguró que fue parte de una situación fuera de lo común y que no es recurrente en el futbol, “pero ahora me toca vivirlo y lo tomó con humor para afrontarla de la mejor manera”.

El famoso “Chacho” refirió que por un momento sí se molestó por la manera en que sucedió la lesión, pero luego de analizar la jugada, trató de llevar las cosas de manera positiva y someterse a una cirugía porque si no, con el paso del tiempo podría complicarse.

“Duele más por el hecho de ser una lesión diferente a las que se dan en el futbol, pero cuando se trata de la salud duele por ese sentido, porque primero está la salud”, señaló.

Destacó que no pide una sanción para su compañero de profesión Jefferson Duque porque fue una jugada como cualquiera, sólo que no es común que pueda suceder de esa manera.

Añadió que el jugador del Atlas mandó un mensaje vía red social, pero luego de la operación, recibió una llamada del jugador para saber su estado de salud y eso fue valorado por él.

NTX