Un cabezazo de Chris Smalling a cinco minutos del final dio la victoria en Wembley a Inglaterra, que se impuso a la selección de Portugal, desprovista de la aportación de Cristiano Ronaldo y que jugó durante una hora con un hombre menos por la expulsión de Bruno Alves.

La victoria acentúa el asentamiento entre los favoritos en Francia 2016 a Inglaterra, que pretende rentabilizar un plantel plagado de talento y jugadores de renombre, reafirmado con los resultados obtenidos en el último año.

Roy Hodgson puso en escena un planteamiento atrevido. Con una tripleta ofensiva digna de tener en cuenta. A la imaginación de Wayne Rooney unió a dos de los mejores anotadores de la Premier. El ariete del Tottenham Harry Kane y el goleador del campeón, el Leicester, Jamie Vardy.

Inglaterra, que evidenció un impecable trayecto clasificatorio que le ha llevado a la consideración de aspirante en Francia, arrinconó a su rival en el primer tramo del partido con una fuerte presión. La intensidad, mayor que la del conjunto luso, provocó amenazas como las protagonizadas por Rooney, con un cabezazo a las manos del meta, o un fuerte disparo, lejano, de Kyle Walker, que se marchó fuera por poco.

La fuerza inglesa decayó paulatinamente ante el cuadro luso, afanado en defender y con escasos argumentos en ataque desprovisto de su líder y referencia ofensiva, Cristiano Ronaldo, que apura su descanso tras lograr la Liga de Campeones con el Real Madrid el pasado sábado.

El talante conservador de Portugal se acentuó pasada la media hora, cuando se quedó con diez futbolistas por culpa de Bruno Alves, que ejecutó una desproporcionada y peligrosa entrada a Harry Kane en el centro del campo. Fue expulsado y el equipo luso quedó en inferioridad. Fernando Santos recurrió a Jose Fonte y retiró a Rafa Silva para dar equilibrio y apañar la defensa.

Portugal mantuvo el tipo. Evitó que Inglaterra contara con ocasiones claras de gol aunque renunciara al ataque. Los papeles fueron más evidentes tras el descanso, cuando el ritmo bajó debido a las continuas sustituciones.

Sin embargo, Inglaterra apretó en el tramo final. El conjunto de Fernando Santos tuvo su única ocasión en una acción individual de Ricardo Quaresma, que culminó con un intencionado disparo que salió fuera, por poco, de la portería de Joe Hart.

Y a continuación Inglaterra logró su premio. En un centro desde la izquierda de Raheem Sterling, que a la hora de juego sustituyó a Vardy, que cabeceó Smalling ante la salida de Rui Patricio.

– Ficha técnica:

1 – Inglaterra: Joe Hart, Kyle Walker, Gary Cahill, Chris Smalling, Danny Rose, Eric Dier, James Milner (Jack Wilshere, m.66), Dele Ali (Jordan Henderson, m.90), Wayne Rooney (Adam Lallana, m.78), Harry Kane (Daniel Sturridge, m.78) y Jamie Vardy (Raheem Sterling, m.66).

0 – Portugal: Rui Patricio, Vierinha, Ricardo Carvalho (Eder, m.90), Bruno Alves, Eliseu, Nani (Ricardo Quaresma, m.61), Adrien Silva (Renato Sanches, m.72), Danilo Pereira, Joao Moutinho (William Carvalho, m.72), Joao Mario (Andre Gomes, m.46) y Rafa Silva (Jose Fonte, m.38).

Gol: 1-0, m.86: Chris Smalling

Árbitro: Daniele Orsato (ITA). Expulsó con roja directa a Bruno Alves (m.35), de Portugal, y mostró tarjeta amarilla a Gary Cahill, de Inglaterra y a Danilo, del combinado luso.

Incidencias: encuentro internacional amistoso disputado en el estadio de Wembley, en Londres. EFE