A “piedra y lodo”, alejado de las miradas indiscretas, el equipo de futbol Chivas de Guadalajara cerró su preparación de cara al partido de este sábado ante Querétaro, en el que buscará reencontrarse con la victoria.El técnico argentino Matías Almeyda decidió cerrar las puertas del entrenamiento de Chivas, contrario a lo que acostumbraba de permitir el acceso.

Con solo una victoria y tres goleadas en fila, una en la Liga MX, otra en Copa MX y una más en un partido amistoso, el conjunto tapatío necesita de un resultado positivo.

Para este duelo, el defensa Oswaldo Alanís, quien la semana anterior reapareció tras lesionarse en octubre de 2015, no fue considerado por Almeyda ni siquiera para ir a la banca.

El “Rebaño Sagrado” se verá las caras con Gallos Blancos este sábado en punto de las 21:00 horas, dentro de la fecha cuatro del Apertura 2016.

NTX/RBA/AGG