El deportista chino Qingquan Long se adjudicó la medalla de oro e impuso récord mundial en los Olímpicos, al imponerse en la categoría de los 56 kilogramos del levantamiento de pesas.

Después de un agarrón contra el norcoreano Yun Chol Om, el chino marcó diferencias en el último intento para subir a lo más alto del podio al cargar 307 kilos, en lo que fue una gran prueba de la halterofilia.

La medalla de plata fue para Chol Om con 303 kilogramos y completó los primeros tres puestos el tailandés Sinphet Kruaithong con 289, en actividad celebrada en Ríocentro Pabellón 2.

Om Yun Chol se presentó como campeón mundial y olímpico en la división y por consiguiente como máximo favorito a seguir en el trono, pero Long Qingquan le dio una gran batalla y lo venció en el arranque y envión.

En la modalidad de arranque, Long levantó 132, 135 y 137 kilogramos y Om Yun Chol alzó 128, 132 y 134 y obviamente se tomó la última cantidad para la suma total.

Ya en el envión, el norcoreano le tocó primero en el turno, empezó con 165 kilogramos, lo cual cumplió pero exhibió una molestia en el hombro derecho, en tanto Qingquan arrancó con 161.

Después Om Yun cargó 169 y el chino 166, para de ésta formar el campeón defensor seguir en la punta, y en el tercero y último intento el norcoreano alzó 169 para “asegurar” la medalla dorada, pero Long pidió 170 kilos en la barra, la cual levantó, la sostuvo, los jueces lo aprobaron y eufórico celebró su coronación.

En esta prueba, el kazajo Arli Chontey quedó cuarto con 278 kilogramos, seguido del vietnamita Le Quoc Toan Tran (275), el colombiano Habib de las Salas de la Rosa (266), el italiano Marco Scarantino (264), el dominicano Luis Alberto García (263), el tailandés Witoon Mingmoon (261) y el guatemalteco Édgar Pineda (251).

NTX