Las chinas Ruolin Chen y Huixia Liu se adjudicaron la medalla de oro en la prueba de clavados sincronizados desde la plataforma de 10 metros, mientras que la plata correspondió a Malasia y el bronce para Canadá.

Chen y Liu consiguieron el metal áureo en el último salto con un total de 354.00 puntos y dejaron la plata para Jun Hoong Cheong y Pandelela Rinong Pamg (344.34), mientras que el bronce fue para las canadienses Meaghan Benfeito y Roseline Filion (336.18).

Solo las galardonadas con el metal dorado tuvieron un momento de preocupación y fue en su penúltima ejecución, lo que le dio la posibilidad a las ganadoras del presea plateada de ir por la cima pero también tuvieron sus fallas.

La pareja Chen-Liu se recuperó en su último salto y fue el que le dio el título olímpico al ejecutar de manera excepcional con un 3-2 grados de dificultad con dos y media vueltas hacia atrás y con uno y medio giro.

Este mismo salto lo ejecutaron las clavadistas malasias y de la misma forma lo realizaron de buena manera para afianzarse en la segunda posición y dar la sorpresa en estos Juegos Olímpicos con la medalla argenta.

El tercer sitio los disputaron las norcoreanas Hyang Kim Kuk y Rae Kim Mi, quienes no soportaron la presión y su ejecución les dio baja puntuación tanto en ejecución como en sincronización para darle el bronce a las canadienses Benfeito y Filion.

NTX