Sin importar las ausencias y la racha de tres descalabros seguidos, Bayer Leverkusen y el artillero mexicano Javier Hernández acudirán motivados al campo del Frankfurt este sábado, en actividad correspondiente a la fecha 13 de la Bundesliga.

Una vez que el estratega Roger Schmidt recuperó a los jugadores que se marcharon para cumplir con sus respectivos compromisos de selecciones nacionales, como fue el caso de “Chicharito”, vino el recuento de bajas de cara a la cita en la Commerzbank-Arena.

En rueda de prensa, el estratega explicó que el capitán Lars Bender “no estará listo para el sábado ya que todavía tiene unos problemas en el tobillo”, lo cual se suma a la suspensión del central griego Kyriakos Papadopoulos y a las ya conocidas lesiones de Roberto Hilbert, del croata Tin Jedvaj y del chileno Charles Aránguiz.

Aunque el panorama no luce muy alentador para las “aspirinas”, Schmidt aseguró que el equipo se encuentra ansioso por revertir este periodo de pobres resultados, que los tiene ubicados en el octavo sitio general con 17 puntos, a tres de meterse en zona de puestos europeos y a 17 del líder Bayern Múnich.

Antes de la pausa por calendario de selecciones nacionales, Hernández Balcázar y sus compañeros sufrieron dos tropiezos en Liga y uno más en Champions League, todos por la mínima diferencia.

“Tres derrotas antes del parón nos da la motivación para luchar con todo lo que tenemos y llevarnos los tres puntos. Mi equipo está consciente de que necesita compensar el elevado número de bajas, con un enfoque tácticamente disciplinado. Todo el mundo está preparado para hacer más de lo habitual”, aseguró.

Con la estrategia diseñada, al timonel alemán sólo le restará “encomendarse” al talento de sus pupilos, en especial al de CH7, quien previo a reportarse con el combinado mexicano, lo tenía maravillado con seis partidos en fila en los cuales marcó al menos un gol.

NTX