Bayer Leverkusen pondrá punto final a su agenda de 2015 este sábado, cuando se meta al campo del Audi-Sportpark, hogar del Ingolstadt, en el marco de la fecha 17 de Bundesliga, torneo que reanudará actividades hasta finales de enero.

Para irse a descansar con la tranquilidad de estar en zona de puestos europeos, las “aspirinas” requieren arrebatarle los tres puntos a este club recién ascendido, el cual se perfila para ser la nueva víctima del atacante mexicano Javier Hernández.

“Chicharito” acumula cuatro partidos consecutivos haciéndose presente en el marcador para su equipo, entre todas las competencias en las cuales participa, y a casi cuatro meses de su llegada a esta institución, registra 18 dianas.

La racha de anotaciones, aunada a la titularidad y confianza que le brindó el estratega Roger Schmidt, tienen a Hernández Balcázar en la cúspide del futbol alemán, el cual se le entregó con elogios tanto propios como ajenos.

Así que ahora, a un paso de poner una merecida pausa en su agenda, “CH7” volverá a tomar la batuta del Bayer, que por el momento se encuentra en la sexta casilla de la tabla general con 24 puntos, cinco por detrás de la zona que reparte boletos directos a la próxima edición de la Champions League.

Mientras que sus últimos oponentes del año se ubican en el undécimo escaño, con cuota de 20 unidades y considerablemente lejos del sector que condena al descenso al final de la presente temporada, por lo cual no será nada sencillo para el Leverkusen cumplir su objetivo.

“Ingolstadt defiende de forma increíblemente apasionada y exigente, con su estilo atrevido de juego deberemos esforzarnos mucho y tener una cierta capacidad de sufrir si queremos ganar el partido”, resaltó Schmidt, en conferencia de prensa.

Una vez cumplido este partido, el atacante tapatío y sus compañeros retomarán el trabajo hasta el 23 de enero de 2016, también en calidad de visitantes, pues acudirán al Wirsol Rhein Arena para medir fuerzas contra Hoffenheim.

NOTIMEX