El delantero mexicano Javier Hernández vivió sus primeros 73 minutos como flamante refuerzo del equipo alemán Bayer Leverkusen, durante el partido amistoso en el cual enfrentaron al Paderborn en el campo de la Benteler Arena.

Si bien el resultado de 2-0 favoreció a la escuadra local, la cual forma parte de la Segunda División de Alemania, para “Chicharito” representó la valiosa y efímera oportunidad de conocer a sus nuevos compañeros, pues ahora deberá ponerse a disposición de la selección mexicana para el amistoso contra Argentina.

Apenas en el amanecer del encuentro, el tapatío tuvo una ocasión franca de frente al arco custodiado por Lukas Kruse, quien aguantó bien y desvió el esférico hacia un costado.

Después de esa acción, pocas jugadas pusieron a temblar la meta de los dos conjuntos, hasta que al minuto 27 Daniel Brückner centró un balón perfecto para Marc Brasnic, autor del 1-0 sobre el club que es dueño de su carta y que lo cedió a préstamo por un año.

Para el 36, el Bayer quiso responder a través de Hernández, quien ahora luciendo el dorsal siete, sirvió para Stefan Kiessling pero su testarazo se estampó en el poste.

En la parte complementaria, el jalisciense probó suerte con un remate desviado y un pase filtrado antes de abandonar el terreno de juego al 73.

Aunque no tuviera validez, los de casa buscaron un segundo tanto que les asegurara la pizarra y lo encontraron mediante Marc Vucinovic al 87, cuando celebraron el 2-0 que sería definitivo.

Aún sobre el 90, Paderborn tuvo la posibilidad de ampliar el marcador con una pena máxima a su favor, el cual acabó estrellado en el poste.

Ahora, el Leverkusen deberá aguardar al transcurso de la fecha FIFA para recuperar a “Chicharito” y algunos de sus elementos que tendrán acción con sus representativos nacionales, para retomar la actividad de la Bundesliga el 12 de septiembre, cuando le hagan los honores al Darmstadt 98 en la BayArena.

NTX