Tras sus goles en Bundesliga y Champions League, al ariete mexicano Javier Hernández sólo le faltaba celebrar en la Copa de Alemania y así lo hizo este miércoles, con doblete que impulsó a Bayer Leverkusen a humillar 6-0 a Viktoria Köln.

Por el pase a la tercera ronda de este certamen, “Chicharito” estuvo sobre el campo del Sportpark Höhenberg por espacio de 64 minutos, durante los cuales aprovechó las facilidades concedidas por esta escuadra de la Cuarta División del balompié germano, a la que le hizo daño al 38 y al 55.

El estratega de las “aspirinas”, Roger Schmidt, reservó muy poco para este encuentro con la intención de evitar cualquier desagradable sorpresa y su estrategia le dejó un abultado marcador con el cual, de paso, se demostró que el problema de la eficacia por parte sus pupilos ya es cosa del pasado.

Apenas a los 15 minutos de haber comenzado las hostilidades, se presentó el primer tanto de los visitantes, cortesía de Julian Brandt, quien se internó en el área con suma facilidad, dejó en el camino a un par de adversarios y mandó el esférico al fondo con remate que se coló entre las piernas del guardameta Nico Pellatz.

El segundo al minuto 35, cuando Brandt devolvió el favor de la asistencia a Karim Bellarabi, con el que se combinó de gran forma para que éste último soltara un disparo raso y pegado al poste.

Tres minutos más tarde, el protagonista fue el atacante tapatío, quien madrugó a la zaga del Viktoria, se adelantó para recibir de espaldas un “bombeadito” de Brandt, dio media vuelta y se recargó hacia su derecha para dejar tendido al arquero y colocar el 3-0.

El Leverkusen guardó la otra mitad del festín para el complemento, aunado a que sus adversarios salieron ya cabizbajos y aún más distraídos en las marcas, sobre todo a Brandt, quien repartía pases a diestra y siniestra.

Al 55, precisamente él mandó un centro que se paseó delante de tres defensas, sin que ninguno pudiera despejar, y al final de su trayecto, se encontró con “CH7”, atento para coronar el esfuerzo de su compañero y el 4-0.

Con ese abismo, Schmidt comenzó a darle descanso a algunos de sus elementos y fue al 64 que decidió terminar con la actuación del jalisciense, quien engarzó su tercer cotejo con al menos una diana: dos a la Roma en Champions el día 20, uno al Stuttgart en Liga el 24 y otro par esta tarde copera.

Para hacer todavía más clara la superioridad del Bayer, sus oponentes se quedaron con uno menos por la expulsión del defensa Markus Brzenska al minuto 75.

A 10 del final, repuntó el arsenal del Leverkusen a través de los jugadores que ingresaron de cambio, como Stefan Kiessling, quien bajó la pelota con el pecho para luego fusilar a un muy maltratado cancerbero Pellatz.

En el minuto 82, el ucraniano Vladen Yurchenko fue el encargado de poner el último clavo en el ataúd anfitrión, al poner la “cereza en el pastel” a una espectacular jugada personal de Kiessling, quien dejó plantada a toda la defensa del Viktoria.

De este modo, “Chicharito” y sus compañeros ya se encuentran instalados en la fase de octavos de final, con la esperanza de actualizar su palmarés en esta competencia, pues el único trofeo copero en la historia de este club data de la campaña 1992-1993.

NTX