Roma se impuso ante un Bayer Leverkusen que, pese a protagonizar una rápida remontada, acabó con un hombre menos y derrotado por un penalti postrero de Pjanic, que permitió a su equipo seguir pensando en los octavos de final de Liga de Campeones.

Con el Barcelona como líder del grupo E, el Roma afrontaba este partido como una ocasión vital para alcanzar el segundo puesto del cuadro y continuar su andadura en la Liga de Campeones.

Fue un partido intenso, muy sufrido, que parecía sentenciado desde los primeros minutos, tiempo en el que Roma adquirió ventaja con dos dianas, pero que contó con una remontada tras el descanso de los visitantes.

El primer tiempo estuvo claramente dominado por los de Rudi Garcia y arrancó con una diana tempranera en el minuto dos del egipcio Salah, que encarriló acertadamente un pase de Dzeko.

De este modo el Bayer Leverkusen comenzó a demostrar notables carencias en la defensa y no sería hasta el minuto catorce cuando asomara el mexicano Javier Hernández “Chicharito”, que desperdició una ocasión tras no controlar el balón con la zurda.

Apenas un cuarto de hora más tarde los “giallorossi” volvieron a anotar una segunda diana, obra de Dzeko y muy parecida al primer tanto del encuentro: Nainggolan lanzó el esférico al borde del fuera de juego y fue recogido por Dzeko que superó al portero rival, con el que se encontró cara a cara.

Los de Schmidt estuvieron a punto de marcar en el minuto de cuarenta, después de que Chicharito recibiera un cruce de Donati en el centro del área y que, sin embargo, acabó en las manos del arquero Szczesny.

El primer tiempo concluyó con un Leverkusen prácticamente inerme y estuvo copado por las carreras por la banda de Salah, que puso en peligro al rival en múltiples ocasiones, sobre todo acompañado por el resto del tridente: Dzeko y Gervinho.

Tras el descanso, nada volvió a ser igual. El Roma abrió con sus errores un partido que parecía cerrado y el Bayer avisó de sus ansias de remontada con una diana del suizo Admir Mehmedi que rozó el travesaño en el segundo minuto del segundo tiempo.

Acto seguido, la operación que había repetido en varias ocasiones el Leverkusen, surtió efecto: pase por la derecha a Chicharito que, tras desmarcarse de Florenzi, marcó un preciso tanto cruzado.

Pese a las dudas iniciales, Florenzi salió al campo de juego a pesar de la molestia muscular que arrastra y, tras el empate, pidió el recambio para ser sustituido por Maicon.

Con la rápida remontada de los visitantes, la psicosis cundió entre las filas del Roma y emprendieron rápidas acciones a las puertas del Bayer, pero lo hicieron con poco éxito.

Sin embargo, el punto de inflexión llegó en el minuto ochenta, cuando el defensa del Bayer, Ömer Toprak, empujó a Salah cuando este trataba de rematar un tiro a pie de puerta.

Con esta acción, se ganó una tarjeta roja que hizo al visitante acabar con diez hombres sobre el terreno y regaló un penalti al Roma, que, tirado por Pjanic, acabó tocando la red.

— Ficha técnica:

3 – Roma: Szczesny; Florenzi (m.56 Manolas; m.76 Torosidis), Manolas, Rudiger, Digne; Pjanic, De Rossi, Nainggolan; Gervinho (m.72 Iturbe), Dzeko, Salah. Entrenador: Rudi Garcia.

2 – B.Leverkusen: Leno; Donati, Tah, Papadopoulos, Wendell; Mehmedi (m.88 Brandt), Toprak, Kampl, Calhanoglu; Kiessling (m.46 Bellarabi), Hernandez. Entrenador: Roger Schmidt.

Goles: 1-0, M.2: Salah; 2-0, M.29: Dzeko: 2-1, M.46: Mehmedi; 2-2 M.51: ‘Chicharito’ Hernández; 3-2, M.80 p. Pjanic.

Arbitro: Sergey Karasev (Rusia). Amonestó con tarjeta amarilla a Papadopoulosy, Torosidis y Szczesny y con tarjeta roja a Toprak.

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada de la fase de grupos (E) de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Olímpico de la capital italiana.

 

EFE.