Jaguares de Chiapas deberá para solventar un 1-2 en contra y la historia adversa en la primera fase de la liguilla, cuando este sábado reciba a Tigres de la UANL en el partido de vuelta por los cuartos de final de la Liga MX.

El duro descalabro que sufrió el cuadro local en su visita a una cancha tan complicada como la del “Volcán”, le obliga a hacer un doble esfuerzo para superar ese marcador si quiere seguir con vida en la liguilla del Torneo Apertura 2015.

Además, tiene la obligación de salir a buscar los goles que no fue capaz de hacer en la ida, y cuyo planteamiento para recibirlos no fue el que esperaba, por lo que ahora deberá hacerlo pero sin descuidar tanto la parte defensiva para no verse sorprendido.

La ventaja de local y tener el escenario del Víctor Manuel Reyna a las 18:00 horas, le dan muchas posibilidades de avanzar para ello deberá ganar 1-0, 2-0 y por diferencia de dos tantos, por lo que deberá ser contundente.

Sin embargo, tiene un plus en contra ya que llega a este cotejo con 12 partidos seguidos de liguilla sin ganar y nunca ha superado una serie de liguilla, por lo que su historia también pesa y deberá superarla.

Tigres, por su parte, sabe manejar marcadores y es complicado hacerle goles por el esquema defensivo que maneja, por lo que casi tiene el pase a la siguiente ronda asegurado, aunque no puede cantar victoria.

El conjunto nuevoleonés avanzará a la siguiente ronda si empata o gana, también con derrota pero solo si anota dos goles y que sea sólo por un gol. Algo que tiene a favor es que de cinco juegos que sostuvo de visitante en liguilla, sólo perdió uno.

De la misma manera, los dirigidos por Ricardo Ferretti tiene marca positiva en sus visitas a la selva chiapaneca con saldo de cinco triunfos, igual número de igualadas por solo tres caídas, y tratará de ampliar ese récord.

NTX