El piloto mexicano Sergio “Checo” Pérez expresó que sus dos máximos sueños son ganar el Gran Premio de México y ser algún día campeón del mundo de la Fórmula Uno.

El mexicano y el alemán Nico Hulkenberg ofrecieron una conferencia de prensa, de cara a los preparativos de los Gran Premios, que se llevarán a cabo en Austin, Texas; y Ciudad de México.

“En circunstancias normales creo que no hay posibilidades de podio en Austin y México, tenemos que considerar que están los dos Mercedes, los dos Ferrari y los dos Williams, que normalmente están delante de nosotros, pero lo vimos en Rusia y en otras carreras que todo puede pasar y se puede soñar con un buen resultado”, expresó.

Compartió que el autódromo Hermanos Rodríguez es un gran circuito, “sin duda va a estar a la altura. Tengo muchos sentimientos por regresar a competir en mi país después de 12 años y es algo que me ilusiona muchísimo y ya quiero que llegue el Gran Premio”.

Mencionó que correr en México y ante su afición es una presión positiva y obviamente su sueño es ganar el Gran Premio de México y algún día ser campeón del mundo”, recalco.

“Son mis dos sueños más importantes que tengo en la Fórmula Uno, pero debo ser realista, dependo de mi coche, lo he dicho, si tuviera un Mercedes pelearía por victorias cada fin de semana, pero lo voy a dar todo, va a ser el fin de semana más especial de mi carrera”, añadió.

Indicó que el último resultado que tuvo ya quedo atrás, por lo que ahora vienen dos carreras importantes, “deseo lograr un podio en Austin y en mi país subirlo con mi gente”.

Ya se visualiza en el autódromo Hermanos Rodríguez, del cual dijo es un circuito muy bueno, “donde tienes de todo, una recta muy larga, curvas de velocidades muy bajas estilo Mónaco, medias y rápidas”.

Recordó la última vez que estuvo en ese escenario. “Tenía un permiso especial para correr el Reto Telmex, tenía 11 o 12 años y competiría contra pilotos de 20 a 25 años. Iba ganando el campeonato y una carrera antes tuve un choque y me retiraron el permiso”.

Apuntó que lo dejaron calificar y lo hizo en segundo puesto, “estaba listo para la carrera con una ilusión muy grande y estando ya para arrancar levantaron mi coche y lo sacaron y ya no pude correr”.

Resalto que por ello, será muy especial regresar al Autódromo Hermanos Rodríguez, “fue un golpe muy duro, recuerdo que le dije a mi papá que ya no quería correr coches nunca más, me quitaron una ilusión muy grande por ganar un campeonato y eso fue muy duro”.

Por eso insistió en que va a ser algo especial porque se encuentra acostumbrado a correr en Japón o en China, “en todas partes del mundo, pero no en mi país. El estar cerca de mi gente no sé qué se siente”.

A su vez, Nico Hulkenberg mencionó que se esforzará por dar una buena carrera para que la disfruten los mexicanos. Sobre cómo va a estar la competencia con “Checo” Pérez bromeó al decir que verá cuánto va a pagar el mexicano para dejarlo tener un mejor resultado que él.

NOTIMEX