El técnico del Bayer Leverkusen, Roger Schmidt, aseguró que el ariete mexicano Javier Hernández y su compañero Karim Bellarabi limaron asperezas, tras discutir en pleno partido, y ya están listos para el duelo del sábado ante Borussia Mönchengladbach.

El miércoles, las “aspirinas” empataron 1-1 con Barcelona en Champions League y ese resultado los condenó a la eliminación en fase de grupos; no obstante, el club alemán estuvo cerca de la victoria y acorraló a los “culés” en los últimos minutos, con la intención desesperada de volver a marcar.

Con el ímpetu a tope en el tiempo agregado, “Chicharito” (autor del gol para la causa del Leverkusen) le reclamó airadamente a Bellarabi por una jugada que el teutón optó por hacer personal, en lugar de habilitar al tapatío, quien aparecía con mayores posibilidades de conseguir la tan ansiada anotación.

A final de cuentas, los catalanes soportaron el 1-1 y el Bayer se tuvo que resignar a ser tercero de su sector, lo cual al menos les alcanzó para incorporarse a los dieciseisavos de final de la Europa League.

Schmidt relató que después los propios jugadores arreglaron la situación para evitar descontentos al interior del plantel, los cuales los hubieran desestabilizado de cara al cotejo contra Gladbach, perteneciente a la fecha 16 de la Bundesliga.

“Los chicos lo han solucionado entre sí justo después del partido y hemos hablado brevemente al respecto en la reunión del equipo, ya que el asunto fue resuelto de inmediato”, enfatizó, en conferencia de prensa.

El técnico germano consideró que un pleito entre compañeros es normal en esta clase de encuentros, donde hay mucho en juego y eso le demuestra que sus pupilos dejan todo en la cancha con tal de conseguir un buen tanteador.

“Para mí no fue un problema, es más bien una buena señal. Con tantas cosas que pasan, con el equipo lleno de pasión, una discusión sobre el césped a veces puede suceder, eso es perfectamente normal”, resaltó.

Por otra parte, aceptó que se quedó con la sensación de que merecían más en aquel combate ante los blaugranas y que les duele tener que decir adiós al torneo, pero ahora en su mente sólo está cerrar por todo lo alto la primera vuelta del campeonato local y esa meta empezará en el BayArena frente al “equipo del momento en la Bundesliga”.

NTX