Un doblete de Iago Aspas permitió al Celta de Vigo desbancar del quinto puesto de la Liga al Athletic, al que visitará el próximo domingo, y alargó el sufrimiento del Granada, que desaprovechó en Balaídos una buena oportunidad para distanciarse de la zona de descenso (2-1).

Salió enchufado el equipo de Berizzo pese a tener ya asegurado su billete para Europa. Con una asfixiante presión sobre la salida del balón y la portería de Andrés Fernández en su punto de mira, el Celta disfrutó de su primera ocasión clara a los seis minutos, con un disparo de Guidetti que salvó el portero rival con los pies.

El Granada se jugaba la vida en el duelo y eso pudo atenazar a los de José González, demasiado imprecisos en los pases y abusando del juego de contraataque, lo que dificultó que Peñaranda y El Arabi inquietasen a los defensas celestes.

Aun así, pudo adelantarse tras una acción individual de Isaac Cuenca, quien, tras encarar y marcharse de Hugo Mallo, puso un centro raso que se paseó por el área pequeña sin que ninguno de sus compañeros llegase a intimidar a un Rubén Blanco ya superado.

No lograba el Granada quitarle el balón al Celta, y, por si fuera poco, antes de que se cumpliese el primer cuarto de hora el lateral italiano Biragui cometió un infantil penalti sobre el sueco Guidetti que Iago Aspas transformó tras engañar a Andrés Fernández.

Con el 1-0, el Celta bajó su intensidad en la presión y el Granada empezó a tener mayor protagonismo en el centro del campo. Al filo del descanso, tras una falta ejecutada por Rochina, Lombán rozó el empate con un cabezazo que se estrelló en el larguero, y en los primeros minutos del segundo tiempo volvió a asustar con un rápido contraataque de Peñaranda, que erró en la finalización ante Rubén.

Dio un paso adelante el conjunto nazarí, mucho más intenso, ambicioso, dominador por momentos del juego, y volvió a avisar con un disparo de Fran Rico que se marchó rozando un poste.

Berizzo buscó reforzar el centro del campo con la entrada de Wass, pero no le dio tiempo: Peñaranda profundizó por la banda derecha, Fran Rico disparó desde la frontal y El Arabi tocó la justo para desviar la trayectoria del balón.

Reaccionó el Celta tras el empate y Wass, sólo un minuto después, pudo poner el 2-1. Lo evitó una gran parada de Andrés Fernández, que nada pudo hacer poco después para evitar el segundo tanto de Aspas, quien finalizó con una magistral vaselina un gran pase de Nolito.

– Ficha técnica:

2 – Celta de Vigo: Rubén Blanco, Hugo Mallo, Cabral, Sergi Gómez, Planas (Jonny, min.82); Tucu Hernández, Marcelo Díaz (Radoja, min.85), min.38; Iago Aspas, Orellana, Nolito; Guidetti (Wass, min.66).

1 – Granada: Andrés; Miguel Lopes, Lombán, Babin, Biragui; Rochina (Rober, min.75), Khrin (Fran Rico, min.63), Doucoure, Cuenca; El Arabi (Barral, min.82) y Peñaranda.

Goles: 1-0, m.14: Iago Aspas, de penalti. 1-1, m.69: El Arabi. 2-1, m.75: Iago Aspas.

Árbitro: Gil Manzano. Mostró tarjeta amarilla a Planas e Iago Aspas por parte del Celta, y a Miguel Lopes por el Granada.

Incidencias: Partido de trigésima quinta jornada de la Liga española disputado en el estadio municipal de Balaídos ante 18.240 espectadores, según anunció el club gallego. EFE