El momento de la consagración llegó para el boxeador mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, quien enfrentará al puertorriqueño Miguel Cotto en una de las peleas más esperadas del año este sábado en Las Vegas.

Tras la confirmación de la pelea, la presentación de la misma en cuatro ciudades diferentes y más de dos meses de trabajo, llegó el momento de que ambos pugilistas se vean sobre el ring, con el mexicano como único aspirante a la corona de peso medio del CMB.

Cotto, quien llegaba como monarca de la división, fue desconocido por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) debido a que no quiso pagar la sanción de la pelea, lo cual puede acarrearle problemas en la corte, pues dio información confidencial.

Pero los problemas fuera del ring allá deberán resolverse, incluso la petición de “Junito” para tener de vuelta el cinto verde y oro, pues dentro del cuadrilátero del Mandalay Bay se espera una intensa batalla, en la que según las casas de apuestas, “Canelo” es favorito.

El pugilista tapatío (45-1-1, 32 KOs), ex campeón mundial superwelter del CMB y la AMB, quiere de vuelta un cinturón universal, sabedor que la victoria lo pondría como el ídolo que la afición mexicana busca.

Las semanas de preparación en California, bajo las órdenes de Eddy y Chepo Reynoso, tienen confiado al pugilista de 25 años de edad, quien espera con ansias y paciencia el día de la pelea, “subirme a hacer mi trabajo y al final que me levanten el brazo”.

Seguro de que será una gran pelea, difícil para ambos, el “Canelo” se declaró listo para buscar el triunfo en el choque pactado en 155 libras, en la que será una batalla más de la rivalidad entre pugilistas de México y Puerto Rico.

Por su parte, Cotto (40-4, 33 KOs) llega dispuesto a demostrar que es el mejor de la división, y aunque no podrá optar a la defensa del cinturón, dejó en claro que el espectáculo está garantizado para la gente que acuda y vea la batalla por televisión.

De la mano de Freddie Roach, quien aseguró que se verá al mejor Cotto, el peleador boricua buscará salir vencedor sobre el ring, antes de posibles batallas fuera del mismo, pero confiado en el trabajo que realizó en Los Ángeles y dispuesto a hacer válida su experiencia.

NOTIMEX