El suizo Stan Wawrinka, defensor del título, acabó este miércoles con el sueño del español Albert Ramos, invitado sorpresa a los cuartos de final de Roland Garros, que perdió por 6-2, 6-1 y 7-6(7) en 1 hora y 56 minutos.

Ramos, 55 del mundo, sorprendió a todos colándose entre los 8 mejores del Grand Slam por primera vez en su carrera, tras haber eliminado a dos cabezas de serie.

Pero contra el número tres del torneo las cosas fueron diferentes y el catalán no tuvo ninguna opción, maniatado por el potente juego del ganador del año pasado.

Es la décima victoria consecutiva de Wawrinka, que llegó a París tras haber ganado el torneo de Ginebra. En aquel torneo, el suizo ya había derrotado al catalán con contundencia, 6-1, 6-1.

Con su clasificación para semifinales, la segunda en París y la sexta en un Grand Slam, Wawrinka se convierte a sus 31 años y 69 días en el semifinalista más veterano de Roland Garros desde Jimmy Connors en 1985.

 

EFE