Panteras de Carolina accedió al segundo Súper Tazón de su historia, al apalear por 49-15 a Cardenales de Arizona, en el juego por el campeonato de la Conferencia Nacional (NFC) disputado en el Bank of America Stadium de esta ciudad.

El mariscal de campo local, Cam Newton, le sacó el máximo provecho a los errores de la visita, al conseguir un par de pases de anotación, con Corey Brown, de 86 yd en el primer cuarto, y con Devin Funchess, de cinco en el cuarto, y dos más personales, en acarreos de una y 12 yd, en el segundo y el tercero, respectivamente.

De este modo, Carolina fijó cita para el 7 de febrero próximo con Broncos de Denver, flamante campeón de la Conferencia Americana (AFC), duelo con el que el Súper Tazón celebrará su edición número 50, a disputarse en el Levi´s Stadium de Santa Clara, California.

Panteras no quiso perder el tiempo y luego que su defensiva detuvo el ataque de Cardenales en la primera serie del partido, en la segunda, le dio una muestra de lo que sería la tónica del partido, al llegar a la yarda 27 de territorio rival, desde donde Graham Gano conectó gol de campo de 45 yd.

Y mientras Arizona no acababa de asentarse en la grama del Bank of America, Panteras aprovechaba hasta el mínimo resquicio para avanzar y una reversible modificada le abrió espacio al receptor Ted Ginn, en funciones de corredor, para escaparse 22 yd hasta las diagonales y poner a los suyos adelante por 10-0.

Como ha sido su costumbre este año, los “felinos” fueron contundentes en el inicio del juego y se fueron arriba 17-0 antes de terminar el cuarto inicial, cuando Cam Newton soltó el brazo en serio para encontrar en su yarda 40 a Corey Brown, quien se escapó el resto del camino para concretar touchdown de 86 yd.

Carente de ejecución, los “emplumados” sufrieron un par de fumbles en el segundo episodio, el primero en el inicio del periodo, culpa del mariscal de campo Carson Palmer, quien soltó el ovoide en la yarda 37 del campo “felino”, recuperado por el rival.

El error careció de consecuencias y, tras detener al rival, Palmer y compañía por fin hicieron presencia en el partido, con su mejor serie ofensiva hasta ese momento, que arrastró a la defensa rival todo el camino hasta la “zona prometida” a la que entraron con acarreo de una yarda de David Johnson, para acercarse a 7-17.

No obstante, sus propios errores comenzaban a condenarlos y el esquinero Patrick Peterson, en labores de regreso de despeje, soltó el ovoide en su propia yarda 56, para dejarle la mesa puesta a la gente del entrenador en jefe Ron Rivera.

Newton le sacó el máximo provecho al “regalito” de Peterson, con una personal de una yarda, en la que el pasador “felino” saltó por encima de su línea frontal, estiró las manos para meter el ovoide en “tierra prometida” y puso a su equipo adelante 24-7.

El cierre de la primera mitad fue un concierto de errores de ambos bandos, pues, primero, Palmer soltó su segundo balón, recuperado por Carolina; enseguida, Newton fue interceptado por el propio Peterson, pero el pasador de Arizona devolvió el favor en la siguiente jugada, al ser interceptado por Kurt Coleman en la zona de anotación.

Consciente de que la semana pasada Halcones Marinos de Seattle casi le saca el juego en la segunda mitad, Panteras salió con todo al tercer cuarto y de inmediato puso más puntos de por medio, con un gol de campo de 21 yd de Graham Gano.

Cardenales, sin embargo, carecía de respuesta y tras quedar fuera en tres jugadas y despeje, le devolvieron el balón a Newton, quien, ni tardo ni perezozo, les metió siete más con otra personal, ahora de 12 yardas, que los adelantó a un 34-7 que parecía inalcanzable.

No obstante, la visita no estaba lista para bajar los brazos y en este episodio inició una serie que culminó en el siguiente con un “bombazo” de Palmer que encontró al ala cerrada Darren Fells sobre la línea de touchdown, para acercarse a 15-34 gracias a la conversión de dos puntos.

La defensa “felina”, sin embargo, estaba intratable y Coleman, en especial, estaba determinado a estar en las pesadillas de Palmer esta noche y volvió a interceptarlo en la zona de anotación, de lo cual se derivó el 42-15 para los de casa, con pase de cinco de Newton para Devin Funchess, con conversión de dos puntos.

Pese a lo abultado del marcador, la defensiva local no quería irse sin su tajada del pastel y el apoyador Luke Kuechly puso siete más en la pizarra al interceptar a un irreconocible Palmer, y devolver el ovoide 21 yd hasta la anotación. 49-15.

Mal y de malas, el pasador de Cardenales entregó su sexto balón de la noche, al ser interceptado por el profundo Tre Boston, lo que le daba la última ofensiva del partido a Panteras, que lo único que tuvo que hacer fue consumir el tiempo restante.

Carson Palmer tuvo una noche para el olvido del lado visitante, al completar 23 de 40, para solo 235 yardas, un touchdown y cuatro interceptados, en tanto para la casa, Cam Newton terminó con 19 de 28 en pases completos, 335 yardas, dos en las diagonales y uno interceptado.

Anotación por cuartos:

Total

Arizona 00 07 00 08 — 15

Carolina 17 07 10 15 — 49

NOTIMEX