Cardenales de Arizona visitará el Bank of America Stadium de esta ciudad para enfrentar a Panteras de Carolina en el duelo de campeonato de la Conferencia Nacional, ambos en busca de lograr su segunda aparición en un Súper Tazón.Mientras Carolina llegó al llamado “juego grande” de la NFL en su edición XXXVII, disputada en 2004, para perder con Patriotas de Nueva Inglaterra, Arizona lo hizo en el Súper Bowl XLIII, que perdió con Acereros de Pittsburgh.

Ahora, ambas escuadras buscan su revancha en el “súper domingo”, aunque antes deberán pasar la aduana del Bank of America, que el año pasado ya vio una primera versión de este enfrentamiento, aunque en aquel entonces fue apenas en la ronda divisional.

En aquel entonces, Cardenales salió de terreno “felino” con una dolorosa derrota a cuestas, al son de 27-16, aunque, cabe recordar, en aquel encuentro no pudo contar con el mariscal de campo Carson Palmer, quien estuvo lesionado desde la mitad de la temporada regular 2014.

En esta nueva oportunidad y con Palmer en plenitud de facultades, los “emplumados” saldrán con todo en busca de repetir su presencia en el Súper Tazón, aunque enfrente tendrán a otro mariscal de campo de élite, en la persona de Cam Newton.

Tanto Palmer como Newton formaron parte del “top 10” entre los pasadores titulares en la clasificación por rating, el “volátil” en tercer lugar con 104.6 y el “felino” en octavo con 99.4.

Pero si de números se trata, el quarterback de Cardenales puede presumir de haber sido el cuarto mejor en yardas ganadas por aire, con cuatro mil 671 al haber completado 342 envíos en 537 intentos, 35 de ellos para anotación y sólo 11 interceptados.

El de Panteras, por su parte, se fue con 296 de 495 en envíos acertados, 35 en las diagonales y 10 interceptados, y aunque quedó un tanto rezagado en el departamento de yardas aéreas, donde fue el 16, con tres mil 837, lo compensa con su habilidad por tierra, luego que fue el mejor quarterback corredor con 363 yd en 132 acarreos.

Y aunque las armas principales de Arizona son Palmer y el receptor Larry Fitzgerald, noveno mejor en yardas aportadas con mil 215 en 109 atrapadas, su ataque terrestre también es de cuidado, con la dupla Johnson-Johnson en el terreno.

David Johnson, especialista en situaciones de corto yardaje, estuvo entre los máximos anotadores esta campaña, con 13 arribos a las diagonales y 581 yd ganadas en 125 acarreos, en tanto Chris Johnson fue el número 17 en yardaje acumulado, con 814 en 196 intentos de carrera, tres de ellos para touchdown.

La ofensiva terrestre de Carolina, a su vez, se sostiene en las piernas del estelar Jonathan Stewart, octavo en yardas ganadas con 989 en 242 veces que llevó el ovoide y seis touchdowns, complementado por la habilidad de Newton por tierra.

Con toda esta potencia a la ofensiva, las defensas deberán aplicarse en serio en la grama del Bank of América, con una muy ligera ventaja para los “volátiles”, cuya defensa fue la número cinco global, en tanto la de los “felinos” fue la sexta.

La defensa de Cardenales, apuntalada por el esquinero Patrick Peterson, tolera a sus oponentes promedios de 321.7 yardas y 19.6 puntos globales, fue la octava mejor defensa “anti-aérea”, con media de 230.4 yd por juego y la sexta mejor contra la carrera, con 91.2 yd aceptadas.

Panteras, por su parte, a nivel general recibió 19.2 puntos y 322.9 yd, de las cuales 234.5 fueron por aire, número 11 de la NFL, y 88.4 por tierra, cuarto mejor promedio de la temporada regular, cuyos máximos exponentes son los tackles Kawann Shortt y Star Lotulelei.

Panteras y Cardenales dirimirán al segundo finalista del Súper Tazón el domingo a partir de las 18:40 horas, tiempo del este de Estados Unidos, 17:40 del centro de México, en el Bank of America Stadium de Charlotte, Carolina del Norte.

NTX