Broncos de Denver espera que el regreso del estelar Peyton Manning sea lo que necesita para salir con la mano en alto ante Acereros de Pittsburgh, en el segundo duelo por uno de los boletos al juego por el campeonato de la Conferencia Americana de la NFL.Apenas el jueves pasado, el entrenador en jefe de Broncos, Gary Kubiak confirmó que el veterano de 18 temporadas estará de regreso en los controles del cuadro “equino” para el juego divisional, tras más de dos meses fuera de actividad por una lesión en el pie izquierdo.

En ese lapso, fue responsabilidad del suplente Brock Osweiler llenar los zapatos del mayor de los Manning y aunque entregó buenas cuentas, con cinco ganados y tres perdidos, estas derrotas incluyen el dramático 27-34 ante Acereros en la semana 15.

En aquel juego, Osweiler sufrió en la segunda mitad con la cobertura hombre a hombre de Pittsburgh, aunque en la primera supo sacar provecho de la defensiva de zona usada por un rival que, al ataque, fue incapaz de avanzar por tierra y tuvo que dejar la responsabilidad del triunfo en el brazo del quarterback Ben Roethlisberger.

Para el duelo del domingo, sin embargo, las cosas serán diametralmente opuestas, no sólo por el regreso de Manning, sino por el incierto status tanto del “Big Ben”, quien sufrió una lesión en el hombro derecho la semana pasada ante Bengalíes de Cincinnati, como del receptor Antonio Brown, conmocionado en ese mismo encuentro.

Los reportes aseguran que el pasador de Broncos se encuentra más sano que nunca y aunque esto podría causarle serios problemas a la defensiva secundaria de Acereros, también será sometido a una dura prueba por el apoyador Ryan Shazier y el ala defensivo Cameron Heyward, puntales de la defensa “metalera”.

En cuanto a Roethlisberger, cabe recordar que, pese a su lesión, todavía regresó para guiar a su equipo a la victoria en la última serie ofensiva del partido ante Cincinnati, además que el entrenador en jefe Mike Tomlin aseguró que “tiene oportunidad de jugar ante Denver”.

De no poder contar con su pasador estrella, Pittsburgh tendrá que confiar en el suplente Landry Jones, quien ya tomó el lugar del veterano de 12 temporadas durante algunos juegos de esta campaña, luego que aquel se lesionó.

Uno de los grandes atractivos de este encuentro será ver a la ofensiva número tres de la temporada regular, la de Pittsburgh, que promedia 395.4 yardas y 26.4 puntos por partido, enfrentar a la defensiva de Denver, que fue la mejor de la NFL con apenas 283.1 yd 18.5 puntos admitidos por juego.

Del otro lado de la línea de golpeo el duelo será menos espectacular, pero sin lugar a dudas parejo, luego que el ataque de Broncos fue el número 16 de la campaña regular, con promedios de 355.5 yd y 22.2 puntos por encuentro, en tanto la defensa de Acereros fue la 21, con medias de 363.1 yd y 19.9 puntos de cada rival.

En 45 años de enfrentamientos, estos dos equipos se han encontrado siete veces en postemporada, con cuatro victorias para Broncos, incluido el más reciente enfrentamiento en esta instancia, en la campaña 2012, un 29-23 en tiempo extra que consiguió también como local.

Pittsburgh visitará el Sports Authotity Field at Mile High de Denver, Colorado, para enfrentar a Broncos en juego por la ronda divisional de la actual temporada de la NFL, el cual arrancará a las 16:40 horas tiempo del este de Estados Unidos, 15:40 del centro de México.

NTX