El tenista británico Andy Murray consiguió su segunda corona de Wimbledon, después de tres sets en los que superó ampliamente al canadiense Milos Raonic por parciales de 6-4, 7-6 (3) y 7-6 (2).Tras un inicio de primer set cerrado, el canadiense cometió un error no forzado para empatar a tres juegos, además otorgar los juegos cuatro y cinco con equivocaciones, para encaminar al británico a la consecución del primer set.

El segundo set mantuvo la paridad durante todos los juegos sin entregar ventajas hasta el empate a seis, en el cual, nuevamente, un error forzado por parte de Raonic le dio el segundo set a Murray con siete puntos a tres.

Para el tercer set, la tónica parecía ser la misma; hasta el empate a seis juegos, el número dos del mundo en la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) logró coronarse con siete puntos a dos para conseguir el set y llevarse la corona en el césped inglés.

Andy Murray logró su segundo triunfo como local después de hacerlo en 2013 venciendo al Novak Djokovic y romper una racha de 77 años sin victoria en el Grand Slam británico para un tenista local.

Por su parte, Milos Raonic llegó a su primera final de un torneo mayor en la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) de su carrera, además de convertirse en el primer tenista canadiense en disputar una final de Wimbledon en toda la historia.

 

NTX