El guardameta, Claudio Bravo, aseguró que portar la camiseta de Chile es una motivación enorme y mostró su orgullo por formar de nuevo parte de un proceso mundialista.“La motivación pasa por sí sola para venir a jugar estos partidos que son importantes; jugar por la selección es una motivación enorme, queremos ganar estos encuentros para lograr la clasificación”, declaró el arquero del Barcelona en conferencia.

Con plantel completo, la “Roja” se entrenó por la mañana en su complejo de “Pinto Durán” rumbo al choque del jueves ante Argentina, primer partido oficial en la era de Juan Antonio Pizzi al frente de la selección andina.

El capitán chileno, quien frente a la Albiceleste cumplirá 100 partidos con selección, opinó sobre las primeras practicas del nuevo estratega argentino Pizzi.

“Llevamos poco tiempo, ayer entrenamos pero nos enfocamos en la recuperación, pues la mayoría viene de competir en la semana. Es pronto para hacer comparaciones y hablar de metodologías. Es escaso el tiempo, hay muy poco tiempo de preparación”, finalizó.

NTX