La selección femenina de Brasil, que llega a los Juegos de Río como la gran favorita para hacerse con el oro en la competición olímpica de voleibol, se impuso hoy sin dificultad al combinado de Camerún en su primer partido del torneo, disputado en el pabellón Maracanazinho.

Las actuales bicampeonas olímpicas, que buscarán en estos Juegos hacerse con su tercera presea dorada de manera consecutiva, no tuvieron problemas para llevarse el partido ante las africanas por la vía rápida por 3-0, con parciales de 25-14, 25-21 y 25-13.

Pese a la baja este sábado de una de sus principales estrellas, Thaisa Menezes, las brasileñas lograron imponer su superioridad desde los primeros instantes del encuentro, tras endosarle un 5-0 de inicio a las camerunesas.

Las sudamericanas no cedieron su ventaja y cerraron el primer set con facilidad con un contundente 25-14.

En la segunda manga, Camerún consiguió desplegar un juego más completo, lo que le permitió evitar que Brasil abriera una distancia insalvable en el marcador.

Sin embargo, no fue capaz de aprovechar ese empuje y acabó cediendo también el segundo set.

En el tercer y definitivo set, las anfitriones volvieron a hacer gala de su superioridad tanto en ataque como en defensa y, lideradas por su capitana, Fabiana Claudino, cerró el encuentro de manera inapelable con un marcador de 25-13.

– Ficha técnica:

3. Brasil: Fabiana Claudino, Juciely Cristina Barreto, Danielle Lins, Natalia Pereira, Sheilla Castro, Fernanda Rodrigues y Leia Henrique (líbero) -equipo inicial-, Adenizia Da Silva, Jaqueline Pereira, Gabriela Braga y Josefa Fabiola Almeida.

Entrenador: Ze Roberto.

0. Camerún: Stephanie Fotso, Christelle Tchoudjang, Théorine Christelle, Laetitia Crescence, Henriette Nadege, Abdoulkarim Fawziya y Raissa Nasser (líbero) -equipo inicial- Berthrade Simone, Bodo Essissima, Victoire Pauline

Entrenador: Jean-Rene Akono.

Árbitros: Heike Kraft (Alemania) y Jiang Liu (China).

Parciales: 25-14, 25-21 y 25-13.

Incidencias: Partido del Grupo A de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, disputado en el Gimnasio Maracanazinho, de Río de Janeiro, ante unos 11.000 espectadores. EFE