Brasil llega al partido de este miércoles en Orlando (EE.UU) bajo la amenaza de tormenta si no logra un resultado convincente ante la débil Haití, después de su gris empate ante Ecuador en la primera jornada de la Copa América Centenario.

Nada que no sea una goleada puede sonar a fracaso por parte de Brasil, que en los dos partidos previos ante el combinado haitiano se saldaron con goleadas contundentes.

El último de estos partidos, disputado en agosto de 2004, acabó con un rotundo 6-0, mientras que la selección olímpica brasileña goleó en octubre pasado a la absoluta de Haití por 5-1.

No en vano Haití, en su primera participación en una Copa América, es la “cenicienta” del campeonato y se nota su falta de experiencia en este tipo de torneos de primer nivel.

Sin embargo, aguantó en su debut ante Perú, tercero en las últimas dos Copas América y que necesitó 61 minutos para marcar el único gol del partido por medio de Paolo Guerrero.

Selección físicamente potente e intensa, Haití apenas cuenta con la chispa ofensiva que marque diferencias en los metros finales y atrás revela inseguridades con demasiada frecuencia.

Esa fragilidad y falta de orden táctico atrás es la que debe aprovechar Brasil para anotar el mayor número de tantos posibles, pues en la diferencia de goles puede estar quién será primero de grupo tras su empate a cero contra Ecuador y evita al campeón del grupo A, que cuenta con Colombia, EE.UU., Costa Rica y Paraguay.

Ante la selección tricolor los pupilos de Dunga estuvieron faltos de acierto y ya suman tres partidos seguidos sin conocer la victoria tras empatar contra Uruguay (2-2) y Paraguay (2-2) en las eliminatorias del Mundial de Rusia 2018.

Pero ante Les Grenadiers, la “torcida” no espera otro resultado que uno abultado y para ello Dunga tendrá que reforzar la idea de la necesidad de subir líneas y corregir errores mostrados ante Ecuador, que planteó un muro defensivo que no supieron derribar.

Sin embargo, el central Marquinhos pidió este lunes en rueda de prensa tener “los pies en el suelo” ante Haití, bajando las expectativas de la hinchada al decir que no pueden cometer “locuras” y volcarse sobre la meta rival.

Ante Haití, que cuenta con 14 futbolistas que juegan en Europa, mayoritariamente en la liga francesa, Dunga debería repetir buena parte del plantel que alineó contra la tricolor, pues sigue acuciado por la ausencia de varias de sus estrellas y las lesiones de última hora de media docena de jugadores.

El técnico brasileño no podrá contar con el ex atlético Joao Miranda, que sigue con problemas musculares, mientras Paulo Henrique Ganso y Wallace Oliveira, convocados en reemplazo de Kaká y Luiz Gustavo, respectivamente, se entrenaron por primera vez con el equipo este lunes.

El peso del ataque debería recaer de nuevo sobre Coutinho, Willian y Jonas, aunque podría introducir novedades en busca de una mayor efectividad. El objetivo es claro, una goleada sanadora que les dé optimismo para afrontar el torneo con mayor confianza.

Alineaciones probables:

Brasil: Alisson; Dani Alves, Marquinhos, Gil, Filipe Luis; Casemiro, Elías, Augusto; Coutinho, Willian y Jonas.

Seleccionador: Dunga.

Haití: Johny Placide; Reginald Goreux, Romain Genovois, Mechack Jerome, Kim Jaggy; James Marcelin, Max Hilaire, Kevin Lafrance, Jeff Luis; Duckens Nazon y Wilde-Donald Guerrier.

Seleccionador: Patrice Neveu.

Árbitro: Mark Geiger (Estados Unidos)

Estadio: Camping World.

EFE